Viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Columnistas / Gobernación del Guairá “entre el oro y el moro”

Gobernación del Guairá “entre el oro y el moro”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Paulatinamente se está desenredando la trama de la novela “Gobernación del Guairá”. Al llegar a uno de sus capítulos, que puede llamarse “entre el oro y el moro”,  ya se puede decir que su lectura ha perdido interés.

Se descubrió todo, se conocen los elementos que la componen y hasta salen al tapete los verdaderos personajes que la protagonizan. Hasta los “guionistas” ya están en el escenario, el caso de Marito Abdo Benítez y Efraín Alegre, por ejemplo.

Mientras que los actores estelares ya no disimulan sus verdaderos objetivos, el caso de Rodolfo Friedmann, quien aún se cree gobernador y el presidente de la Junta Departamental, Rodolfo Pereira. Estos al parecer tienen muchas cosas en común, a más del nombre, porque ambos son ambiciosos y sinvergüenzas. Según la denuncia, para lograr lo que persiguen no les importa los medios con tal de llegar al fin.

El propio Friedmann, en una entrevista en Telefuturo sobre los sucesos de Villarrica, dijo que “todo esto es por el oro de Paso Yobái”. Agregó que ese negocio del departamento de Guairá, mueve unos 2 millones de dólares semanales.

Viendo esto, no es raro que se haya sumado a la novela “otro que bien baila”, el senador Silvio Ovelar. Éste, con un papel secundario, tal vez como actor de reparto, quiso aparecer como el “macho” y encabezó la turba que derribó el quinchado de la Gobernación.

En la trama de la novela, para presentarla más complicada inicialmente, el presidente de la Junta Departamental, Rodolfo Pereira, estuvo en contra del gobernador, pero tras recibir supuestamente el ofrecimiento del “oro y el moro” pasó a transformarse en acérrimo defensor de Friedmann.

Según las malas lenguas, para acompañar la reposición en el cargo de Friedmann, recibió 300 mil dólares y pasó también a la carpa de Colorado Añetete. Y fiel a su “calidad” de actor, el sinvergüenza de Pereira, delincuente para muchos, denunció que fue “amenazado de muerte”.

Y siguiendo con su actuación, salió a explicar el supuesto motivo por el cual abandonó el movimiento Honor Colorado. Dijo que no le dieron el lugar que él pedía y agregó que en todo este tiempo no logró que su gente, del distrito de Eugenio A. Garay, acceda a un puesto laboral en la función pública.

Un desvergonzado como éste, más vale perderlo que encontrarlo y es probable que el real motivo de su acercamiento a Colorado Añetete haya si otro, por ahí encontró en ese movimiento gente de su calaña, a más de los 300 mil dólares que habría recibido.

Ocurre que éste Rodolfo Pereira tiene nefasto antecedente. En su pueblo, Eugenio A. Garay (Guiará) fue considerado “un gran sinvergüenza y delincuente”. Estuvo como intendente entre 2006 y 2012. Fue denunciado en varias ocasiones por malversación de fondos.

En una auditoría practicada por la Contraloría General de la República (CGR) saltaron muchas irregularidades, muchas que tienen olor a escandalosos robos. Fueron descubiertos millonarios pagos no justificados de obras, que en algunos casos ni existen.

Además, de sinfín de otros malos manejos de dinero proveído por la Itaipú en concepto de royaltíes.

El entonces presidente de la Junta Municipal, Ricardo Arrriola, dijo que Pereira manejó como un almacén la Municipalidad de General Eugenio A. Garay, donde al renunciar para candidatarse a concejal departamental lo reemplazó su hijo Julio Pereira. Todo quedó en familia y nunca se aclaró el despilfarro, que sería el robo de alrededor de 1.000 millones de guaraníes.

Teniendo presente este caso y los antecedentes de Rodolfo Friedmann, quien fue acusado de “corrupto, sinvergüenza, delincuente y descarado” por su propio padre, Rodolfo Max Friedmann, no debe sorprender a nadie la desmedida ambición de ambos. Y si están en juegos los 2 millones de dólares semanales en el negocio del oro en Paso Yobai, estos personajes estarían dispuestos a hacer cualquier cosa.

Y si se asocian o se confabulan con otras personas, estas deberían hablar el mismo idioma y coincidentemente aparecieron por ahí apoyándolos los precandidatos a la Presidencia de la Republica Marito Abdo Benítez (ANR), Efraín Alegre (PLRA), el senador disidente de la ANR, Silvio Ovelar, entre otros.

En el caso de Efraín Alegre, no sería tampoco raro que tenga alguna tajadita en el negocio del oro. Ocurre que en su época como ministro de Obras Publicas se gestionó la instalación de la primera planta de extracción y explotación de oro en Paso Yobai, a cargo de Latin American Mineral Paraguay SA (Lampa).

Según se comentó en aquel momento, el presidente Fernando Lugo dispuso la concesión amañada a favor de la empresa canadiense.

Y bueno, como dice el refrán, “Dios los cría y ellos se juntan” y ahora probablemente en una sociedad para delinquir o seguir delinquiendo.

Commentarios

comentarios

Mira también

El mensaje principal del desfile para crear conciencia.

“Asunción Fashion Street” busca concienciar sobre la franja peatonal

Con una singular intervención realizada en una transitada arteria de Asunción, la acción denominada “Asunción …