Miércoles , diciembre 13 2017
Inicio / Editorial / ¿Otro “golazo” de Don Antonio?

¿Otro “golazo” de Don Antonio?

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El diario La Nación, en su edición de la víspera, publicó un extenso informe referido a otras posibles conexiones nacionales con el sonado y escandaloso caso conocido como “FIFA-GATE”. Además de las ya conocidas y que tienen como protagonistas a Nicolás Leoz, de partida a los EE.UU en condición de extraditado, y Juan Ángel Napout, exdirectivos de la Conmebol, ahora salta a la palestra una empresa denominada “Ciffart Sport S.A”, de Antonio J. Vierci, fuertemente ligada al lucrativo negocio del fútbol. Lo primero que llama poderosamente la atención es que dicha firma es una “offshore” creada en el 2007 en Panamá, con un capital de tan solo 10.000 dólares, sin embargo, tiempo después suscribió contratos millonarios para adquirir nada menos que los derechos de transmisión de los partidos de la Copa América de Chile, así como de las eliminatorias de Brasil y Rusia,  lo cual resulta cuanto menos sugestivo.

Según las informaciones brindadas por La Nación, “Ciffart” opera en la órbita de “TV Acción S.A”, compuesta por Telefuturo y Radio Monumental, perteneciente al “Grupo Vierci”. La mencionada empresa, calificada de maletín, formalizó el acuerdo en cuestión el 27 de abril del 2015 con “Datisa”, dueña de los derechos de transmisión, que al mes siguiente se convirtió en una de las  protagonistas destacadas de la fenomenal trama de corrupción que se había tejido en torno al fútbol mundial y, en especial, a los contratos amañados, mediante coimas gigantescas, con los medios que tendrían a su cargo la difusión de los partidos.

“Datisa”, para manejo de los lectores, está compuesta por tres grandes firmas que están en el ojo de la tormenta: “Torneos y Competencias “, que era propiedad del compatriota Carlos Ávila y hoy tiene a su frente a  Alejandro Burzaco, que está siendo juzgado en los Estados Unidos; “Traffic”, del brasileño José Hawila; y “Full Play y Group SA”, de Hugo y Mariano Jenkis.

Hablamos de fortunas que resultan casi incomprensibles para nuestra imaginación. En términos económicos, la FIFA, por sí sola,  es similar a las economías de los países medianos, al recaudar por año entre 60 y 70 mil millones de dólares, el doble del Producto Interno Bruto (PIB) del Paraguay, a parte de los 10 mil millones de dólares por cada campeonato mundial y sin contar el merchandising y las licencias. La Conmebol, así como la Concacaf, son sus pilares en el Continente americano, y sus principales directivos de la época en la que estalló el escándalo están procesados, privados de su libertad y/o prófugos.

 Con estos “señores”  vino negociando por largo tiempo las empresas antes mencionadas, para luego hacerlo en conjunto, como “Datisa”. Son corruptos que juegan en “ligas mayores”, sin duda alguna. Cobraban y repartían “coimas” de millones de dólares a diestra y siniestra, y con ellos trataba la empresa de “Don Antonio”.

Claro que nada de esto convierte a la empresa del “Grupo Vierci”, automáticamente, en parte de los graves ilícitos que se ventilan actualmente en los Estados Unidos, pero si en este marco de tanta podredumbre general, alguien compra una “ofsshore” con un capital de 10.000 dólares, para celebrar luego contratos multimillonarios, eso debería abrir los ojos a cualquiera. Sobre todo si empresas de ese  “alguien” estuvieron involucradas en otras actividades ilegales, como el contrabando a gran escala a gran escala de azúcar, quesos podridos, Whiskies, perfumes  o Cds…

Commentarios

comentarios

Mira también

¿Qué propone Marito? ¿Alguien sabe?

A 8 días de una de las internas más importantes de este proceso democrático, mientras …