Miércoles , agosto 16 2017
Inicio / Impreso / Grave problema de inseguridad en el Senado

Grave problema de inseguridad en el Senado

Cámara de Senadores.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- La presencia de patoteros liberales en la última sesión del Senado ha puesto en evidencia el grave problema de inseguridad que existe en uno de los poderes del Estado. Los seguidores de Luis Alberto Wagner pudieron ingresar e instalarse frente al despacho del presidente de la cámara sin que los efectivos de Seguridad ni siquiera se hubieran percatado de su presencia.

Siempre se tuvo claro que el grupete no eligió al liberal Roberto Acevedo como presidente del Senado por su capacidad, sino por una simple cuestión de oportunidad. Si no le daban el cargo, él hubiera cambiado de bando y votado por el candidato del oficialismo colorado, así que había que impedirlo aunque sea rifando la Presidencia de la cámara y el Legislativo.

Luego de 9 meses en el cargo, Acevedo se ha convertido en un verdadero dolor de cabeza para disidentes y opositores, hartos de sus metidas de pata y permanentes muestras de incompetencia. El hecho de que cada vez que ocurre un problema de narcotráfico en Amambay, automáticamente se le pone en el centro de la atención de los medios empeora la situación, porque los legisladores pueden convivir sin problema con todo tipo de delincuentes, pero no quieren que la cosa sea tan pública.

Una conversación del grupete en whatsapp demuestra que Desirée Masi es casi la única que sigue fiel a Acevedo, quien parece sufrir cada vez con más frecuencia el ninguneo de los demás, a tal punto que les exige más respeto hacia el presidente, ante el riesgo de que abandone el grupo.

Lo ocurrido el jueves pasado demuestra, otra vez, la incapacidad del liberal para el cargo, que le queda demasiado grande. Ante los rumores de que ese día sería presentado el proyecto de enmienda, los patoteros de su correligionario Wagner ingresaron por la Cámara de Diputados, sin pasar por los controles del Senado, y se instalaron frente al despacho de Acevedo, con la pretensión de amedrentar a quienes apoyan la reelección. Por supuesto, el presidente de la cámara no vio ni escuchó nada.

Finalmente, no pasó nada porque jamás hubo intención de presentar el proyecto ese día. Pero si no fue el jueves pasado, será algún otro, y ahora ya se sabe que los antienmienda tienen la intención de generar incidentes que pudieran resultar violentos, escudándose en la inutilidad del presidente del Senado.

Commentarios

comentarios

Mira también

El ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, en la Junta Municipal de Ñemby.

Encaminan traspaso definitivo del Cerro Ñemby a la Comuna

ASUNCIÓN.- El ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Ramón Jiménez Gaona, hará entrega oficial de …