Martes , septiembre 25 2018
Inicio / Columnistas / Hablar poco y hacer mucho

Hablar poco y hacer mucho

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Cirilo Ibarra Enciso.
Cirilo Ibarra Enciso.

El lamentable suceso del pasado viernes en la ciudad de Bella Vista Norte, una vez más enlutada al municipalismo nacional. Fue el asesinato del intendente municipal Miguel Louteiro Echeverría (ANR). Sin dudas que se constituye en un caso bastante llamativo, porque se trata de una persona muy bien conceptuada, no solamente en el sector municipalista, sino en el ámbito político.

Alguien dijo que es muy importante para las personas que tienen responsabilidad pública la coherencia, y la coherencia consiste primero en hablar poco y hacer mucho. Y ese era Miguel Louteiro, que permanentemente hacía recordar al cantautor Facundo Cabral, quien en una de sus composiciones dice: “el que no sabe habla mucho, aquel que sabe habla poco” y habría que agregarle… y hace mucho.

Y en este caso del malogrado jefe comunal, se debe agregar de manera categórica que su idioma era el trabajo. Para él lo que más vale era desempeñar su terea con dedicación y esfuerzo, anteponiendo siempre el bien común. Y a qué viene esto de que hablaba poco, pero hacía mucho, pero era una persona muy callada.

Y para que se lo conozca mejor, aunque sea tras su partida, basta recordar su trayectoria en la intendencia de su ciudad, segundo periodo, al igual que como miembro de la Junta Directiva de la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal (OPACI).

Se suele decir que toda persona que deja este mundo “era muy buena”, pero en este caso probablemente esa expresión se justifica plenamente en él. Y es fácil comprobar con los antecedentes de Miguel Louteiro Echeverría. En primer lugar se debe destacar que pasa desapercibido y eso es importante para un político, pues significa que está haciendo bien las cosas.

Y segundo, estaba entre los intendentes que nunca fueron cuestionados, pese a que un gran sector de la prensa tiene siempre en la mira a todos ellos. No existen denuncias que afectan a su administración, en el segundo periodo de mandato.

Realmente es triste el momento para quienes conocen a ésta excelente persona. Es una de esas que tenían la capacidad de dedicar más tiempo en hacer del que dedican a hablar. Y por eso era fácil compartir con Miguel Louteiro Echeverría, porque resulta muy incómodo compartir con personas que hablan mucho y hacen poco.

Si bien es cierto que la comunicación es parte esencial del éxito de un proyecto por ejemplo, no menos cierto es que mientras más tiempo se emplea en hablar cosas irrelevantes o diciendo en una hora algo que se puede decir en un minuto, menos tiempo hay para hacer.

El asesinado intendente deja huérfanas a dos hijas, de 15 y 9 años, quienes a su corta edad lloran esta gran pérdida y se preguntan ¿Por qué?, ¿Por qué?, así como se pregunta todo Bella Vista y todos los municipalistas de todo el país.

Se ha ido una persona que supo trasmitir paz, a quien nunca se la vio mal, siempre con una sonrisa a flor de labios. Se fue ahora dejando a muchos con la boca abierta, incrédulos ante el hecho de que nunca más volverá. Su partida  tan inesperada, que no dio tiempo a sus amigos de decirle lo orgulloso que estaban de él. La pena es inmensa, el dolor, la angustia son la triste compañía de todos los pobladores de Bella Vista y quienes los conocían.

Pero ya ésta, es la ley de la vida, que en algún momento y de alguna manera hay que dejar este “valle de lágrimas”.

¡¡¡Descansa en paz Miguel Louteiro Echeverría!!!

Commentarios

comentarios

Mira también

Magalí Muñoz, Juan Muñoz y Erwann Le Guillou.

Exitosa corrida de Punto Farma Running Show

En el marco de los 17 años de la Cadena de Farmacias Punto Farma se …