Lunes , febrero 18 2019
Inicio / Columnistas / Habrá que ver, si es para reír o llorar

Habrá que ver, si es para reír o llorar

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por Romain de Saulieu (Empresario francés radicado en Paraguay) investparaguay@hotmail.fr
Por Romain de Saulieu
(Empresario francés radicado en Paraguay)
investparaguay@hotmail.fr

LECCIONES APRENDIDAS Y OTRAS QUE NO

  1. Los resultados de la primera vuelta:

Macron : 24 % – Le Pen : 21,3 % -Fillon : 20 % – Mélenchon : 19,6 %- Hamon : 6,4 %- Dupont Aignan : 4,7 % – Lassale : 1,2 %-Poutou : 1,1 %- Asselineau : 0,9 %-Arthaud:0,6 %- Cheminade:0,2 %

VII Las lecciones de la primera vuelta de las presidenciales francesas:

Los franceses tradicionales están cansados por la forma en que el país está siendo dirigido y lo dicen en este primer turno eleccionario. Después de  haber eliminado en las primarias respectivas de izquierda y derecha a todos los líderes, expresidentes, ministros, caciques históricos… «estrellas» de partidos clásicos, seleccionaron para el segundo turno : Emmanuel Macron, un hombre de 37 años, jamás electo, y con 3 o 4 años de experiencia ministerial, exbanquero, representante de la « mundialización feliz ». Al fondo es «un producto» que pertenece 100 % al sistema,  pero parece estar fuera del sistema,- y esto es genial-, ya que creó su propio partido « en marche! » hace un año aproximadamente. Frente a él, Marine Le Pen, representante del « antisistema » en el fondo como en la forma, defensora de los franceses de origen y de los excluidos. Algunos  hablan de un voto « de clase ». De hecho, en Francia y en Europa la mundialización creó un desempleo importante  a lo menos en los países ricos  de Europa del oeste, a diferencia de Europa central y oriental quienes se aprovechan de esta situación. Eso es debido a las deslocalizaciones de las empresas y lógicamente de los  empleos en los países con menor costo salarial y bajos impuestos. Y esto es muy visible en Francia, país en el cual nadie quiere abandonar sus pequeñas (o grandes) ventajas sociales, un país con impuestos altos, y dónde todo el mundo depende más o menos del Estado, ahora en quiebra. Gran parte de estas personas desclasificadas o en el camino de declinio, votan en su mayoría a Marine Le Pen, y los que aprovechan la mundialización, que tienen muy altos ingresos, ejecutivos internacionales, que viajan en primera clase… votan en su mayoría, a Macron o Fillon.

El segundo turno de esta elección se realizara el 7 del corriente, ya que nadie obtuvo 50 % de los votos más uno. Las previsiones son claras: 60 % para Macron, y 40 % para Le Pen, pronóstico del 25 de abril.

En efecto, al salir de esta elección, todos los participantes y líderes de  esa competencia pidieron votar para Macron en la segunda vuelta. Entonces es inútil que yo los mencione: ¡no estoy publicando un diccionario!! sin embargo uno merece ser destacado : Fillon, el derechista, ni siquiera esperó la decisión de su partido para decir si votara o no votara para Macron en el segundo turno. Tres horas después de su derrota llamo a votar a Macron. Pero, por las legislativas (diputados) que se acercan, estamos seguros de una cosa: ¡el mismo, con su partido « les républicains » pedirá que votemos  en contra de Macron (si su partido no explota antes)! Dos,  Jean Luc Mélenchon, el Bolivariano, no tomó una decisión y reserva su respuesta y Dupont Aignan, el Gaulliste social, llama a votar a favor de Marine Le Pen. En Francia prácticamente todos los partidos creen que los electores los pertenecen.

VIII Conclusión-perspectivas:

Puede ser que el próximo gobierno sea difícil de formar, y su vida problemática, (la vida de los franceses también),  pero estoy seguro que vamos a reír un poco o llorar, depende. De hecho, me parece que en el sistema político francés de tipo parlamentario, con un gobierno dirigido por un Primer Ministro, que determina y conduce la política de Francia, y que encima, responde ante el parlamento,  la causa no me parece fácil. Macron no tiene un partido estructurado que lo apoya,  su movimiento « en marche », representa ahora únicamente un reciclaje heterogéneo de oportunistas, derrotados, de exministros de derecha, de izquierda, de centro, que únicamente esperan nuevos cargos. Las próximas elecciones legislativas van probablemente a conseguir una mayoría… pero ¿qué mayoría? Una que apoya o una que está en contra de Macron ? En el segundo caso, será una cohabitación. Un futuro lleno de incertidumbres. Veremos…

Commentarios

comentarios

Mira también

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro.

Sindicatos brasileños están en contra de la reforma previsional de Bolsonaro

Las centrales sindicales brasileñas rechazaron el anuncio sobre la reforma previsional del gobierno de Jair …