Martes , septiembre 25 2018
Inicio / Columnistas / Habrá que ver, si es para reír o llorar

Habrá que ver, si es para reír o llorar

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por Romain de Saulieu (Empresario francés radicado en Paraguay) investparaguay@hotmail.fr
Por Romain de Saulieu
(Empresario francés radicado en Paraguay)
investparaguay@hotmail.fr

LECCIONES APRENDIDAS Y OTRAS QUE NO

  1. Los resultados de la primera vuelta:

Macron : 24 % – Le Pen : 21,3 % -Fillon : 20 % – Mélenchon : 19,6 %- Hamon : 6,4 %- Dupont Aignan : 4,7 % – Lassale : 1,2 %-Poutou : 1,1 %- Asselineau : 0,9 %-Arthaud:0,6 %- Cheminade:0,2 %

VII Las lecciones de la primera vuelta de las presidenciales francesas:

Los franceses tradicionales están cansados por la forma en que el país está siendo dirigido y lo dicen en este primer turno eleccionario. Después de  haber eliminado en las primarias respectivas de izquierda y derecha a todos los líderes, expresidentes, ministros, caciques históricos… «estrellas» de partidos clásicos, seleccionaron para el segundo turno : Emmanuel Macron, un hombre de 37 años, jamás electo, y con 3 o 4 años de experiencia ministerial, exbanquero, representante de la « mundialización feliz ». Al fondo es «un producto» que pertenece 100 % al sistema,  pero parece estar fuera del sistema,- y esto es genial-, ya que creó su propio partido « en marche! » hace un año aproximadamente. Frente a él, Marine Le Pen, representante del « antisistema » en el fondo como en la forma, defensora de los franceses de origen y de los excluidos. Algunos  hablan de un voto « de clase ». De hecho, en Francia y en Europa la mundialización creó un desempleo importante  a lo menos en los países ricos  de Europa del oeste, a diferencia de Europa central y oriental quienes se aprovechan de esta situación. Eso es debido a las deslocalizaciones de las empresas y lógicamente de los  empleos en los países con menor costo salarial y bajos impuestos. Y esto es muy visible en Francia, país en el cual nadie quiere abandonar sus pequeñas (o grandes) ventajas sociales, un país con impuestos altos, y dónde todo el mundo depende más o menos del Estado, ahora en quiebra. Gran parte de estas personas desclasificadas o en el camino de declinio, votan en su mayoría a Marine Le Pen, y los que aprovechan la mundialización, que tienen muy altos ingresos, ejecutivos internacionales, que viajan en primera clase… votan en su mayoría, a Macron o Fillon.

El segundo turno de esta elección se realizara el 7 del corriente, ya que nadie obtuvo 50 % de los votos más uno. Las previsiones son claras: 60 % para Macron, y 40 % para Le Pen, pronóstico del 25 de abril.

En efecto, al salir de esta elección, todos los participantes y líderes de  esa competencia pidieron votar para Macron en la segunda vuelta. Entonces es inútil que yo los mencione: ¡no estoy publicando un diccionario!! sin embargo uno merece ser destacado : Fillon, el derechista, ni siquiera esperó la decisión de su partido para decir si votara o no votara para Macron en el segundo turno. Tres horas después de su derrota llamo a votar a Macron. Pero, por las legislativas (diputados) que se acercan, estamos seguros de una cosa: ¡el mismo, con su partido « les républicains » pedirá que votemos  en contra de Macron (si su partido no explota antes)! Dos,  Jean Luc Mélenchon, el Bolivariano, no tomó una decisión y reserva su respuesta y Dupont Aignan, el Gaulliste social, llama a votar a favor de Marine Le Pen. En Francia prácticamente todos los partidos creen que los electores los pertenecen.

VIII Conclusión-perspectivas:

Puede ser que el próximo gobierno sea difícil de formar, y su vida problemática, (la vida de los franceses también),  pero estoy seguro que vamos a reír un poco o llorar, depende. De hecho, me parece que en el sistema político francés de tipo parlamentario, con un gobierno dirigido por un Primer Ministro, que determina y conduce la política de Francia, y que encima, responde ante el parlamento,  la causa no me parece fácil. Macron no tiene un partido estructurado que lo apoya,  su movimiento « en marche », representa ahora únicamente un reciclaje heterogéneo de oportunistas, derrotados, de exministros de derecha, de izquierda, de centro, que únicamente esperan nuevos cargos. Las próximas elecciones legislativas van probablemente a conseguir una mayoría… pero ¿qué mayoría? Una que apoya o una que está en contra de Macron ? En el segundo caso, será una cohabitación. Un futuro lleno de incertidumbres. Veremos…

Commentarios

comentarios

Mira también

Patricia Lima, Josefina Mercado y Tania Domaniczky.

“Plaza Fashion Show” para sentir la primavera, en Shopping Jesuítica

“Plaza Fashion Show”, se denominó el evento que desarrolló el Shopping Jesuítica para dar la …