Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Editorial / Infortunios del PLRA

Infortunios del PLRA

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Los liberales difícilmente encuentren respuestas a la pregunta de qué pudieron haber hecho tan mal para ser merecedores de semejantes dirigentes. Los grandes personajes que descollaron en el liberalismo a lo largo de su historia hoy están cubiertos por un enorme manto de olvido y, en su reemplazo, los que ahora fungen de líderes no son más que verdaderos fantoches de la política, quienes, ante la imposibilidad de echar mano a las arcas del Estado, como lo hicieron en años anteriores, se dedicaron últimamente a rapiñar la caja de su partido, según denuncias de sus propios correligionarios. Los acusados son nada menos que el presidente del radicalismo auténtico, Efraín Alegre, y el tesorero de dicha organización, Enrique Salyn Buzarquis, sobre quienes pesa un rosario de cargos por los ilícitos  en los que habrían incurrido cuando se desempeñaron como titulares del Ministerio de Obras Públicas, en los gobiernos de Fernando Lugo y Federico Franco.

El tema ya venía barajándose desde hace algunos días, pero el caso se agravó tras las declaraciones  del senador Silva Facetti, perteneciente al “Equipo Joven”, anunciado que en la brevedad formalizarán la denuncia ante el Ministerio Público y la Contraloría, para que dichos órganos investiguen a los mencionados directores partidarios por el presunto delito de “lesión de confianza”.

El legislador explicó que los aportes y subsidios, administrados por los partidos, son fondos públicos que se rigen por la ley administrativa. En consecuencia, para hacer uso de ellos se debe contar con expresa autorización, de acuerdo a lo que establece el Código Electoral, lo que no fue respetado ni por Buzarquis, como tesorero, ni como Alegre, en su condición de ordenador de gastos.

Una gran cantidad de dinero se destinó, según sostienen referentes del llanismo, a cuestiones que son de interés exclusivo del oficialismo liberal, desde encuestas hasta el pago de honorarios profesionales a abogados. Hay facturas a nombre del hijo del senador Luis Alberto Wagner, también denunciado por hechos de corrupción durante su gestión como ministro de Agricultura y Ganadería, otras del abogado particular de Efraín y de varios profesionales más, que no se justifican bajo ningún concepto, disparó por su parte la exfiscal y dirigente de dicha corriente interna, Basilisa Vázquez.

A raíz de esta situación, el PLRA se encontraría a las puertas de una seria crisis financiera, al extremo de quedarse sin recursos para encarar la campaña electoral ya con miras a las elecciones de abril del año próximo, lo que, según Vázquez, obedecería al hecho de que al presidente liberal eso no le interesa, a sabiendas de que aun en el caso de superar exitosamente las internas del 17 de diciembre, no tiene ninguna chance de victoria.

Curiosamente, Buzarquis se limitó a “retrucar” las acusaciones formulando otras en contra de los denunciantes, pero no brindó ninguna aclaración respecto al estado financiero de la organización ni a la aplicación de los fondos públicos proveídos por el Estado, es decir, por todos los paraguayos.

La situación es por demás penosa. Pareciera que como el “gran botín” no está a mano desde el 2013, entonces apelaron al asalto de uno más pequeño; el partidario.

Si Teodosio González viviera, probablemente escribiría otro libro de 600 páginas, pero no sobre los “Infortunios del Paraguay”, sino los del pobre liberalismo paraguayo.

Commentarios

comentarios

Mira también

El paraíso de Mahoma

Eso es nuestro país para los narcotraficantes, sobre todo para los que son detenidos en …