Miércoles , diciembre 13 2017
Inicio / Impreso / Juicio FIFAgate puede echar luz sobre negocio offshore de Vierci

Juicio FIFAgate puede echar luz sobre negocio offshore de Vierci

El empresario Antonio Vierci.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El juicio por el escándalo de sobornos a dirigentes de fútbol “FIFAgate” que se inició en Nueva York (EE.UU.), podría echar luz sobre el esquema que se montó en el país  y donde aparece la firma de offshore CIFFART, vinculado al Grupo Vierci (Antonio Vierci), involucrado. Todo indica que la empresa de portafolio creado en un paraíso fiscal tenía como propósito manejar el rentable negocio de las transmisiones de los torneos de fútbol, utilizando el mismo sistema de sobornos que usó DATISA a nivel sudamericano y por el cual empresarios y exdirigentes de la Conmebol están siendo juzgados.

ASUNCIÓN.– Con la divulgación de los documentos de “Panamá Paper” y del FIFAgate, salió a luz la existencia de una empresa de offshore que tenía como objetivo manejar el rentable negocio de las transmisiones deportivas, especial el fútbol en el Paraguay.

Se trata de Ciffart (lo contrario de Traffic) que de acuerdo a los datos está vinculado a TV Acción (Telefuturo y Radio Monumental) del grupo Vierci (Antonio Vieri).  Todo indica que el objetivo era manejar el negocio de las transmisiones deportivas usando el mismo esquema que implementó DATISA a nivel sudamericano. O sea obtenía los contratos mediante el pago de sobornos a los dirigentes deportivos y por eso varios empresarios y exdirigentes, entre ellos los paraguayos Juan Ángel Napout y Nicolás Leoz), están siendo juzgados por la justicia estadounidense.

La firma DATISA que actualmente es centro de atención por el juicio que se inició en Nueva York (EE.UU.), había cedido a Ciffart los derechos de transmisión radial de los partidos de la Albirroja en la Copa América de 2015.

Ciffart Sport SA (empresa formada en Panamá) ofertó a todas las radios paraguayas los derechos de transmisión de la Copa América que comenzará en 48 horas más. A tan escaso tiempo, las negociaciones han caído sin ninguna explicación y algunos de los principales protagonistas desaparecieron. Esto luego que salió a luz el escándalo de FIFAgate.

En 2015 y de acuerdo a las publicaciones de los medios de prensa, Alejandro Peralta Vierci, ejecutivo del grupo, presentó a Luis Galeano G. como quien iría a ser el encargado de las negociaciones con las distintas radios que operan con Deportes en el ámbito local. Galeano, desde un correo Hotmail, firmaba como “representante” de CIFFART Sport SA. El mismo pedía que se firmaran los contratos y se hicieran llegar los acuerdos a la dirección Andrade y O’Higgins, sede de Telefuturo.

Esto no deja dudas del vínculo que había entre TV Acción (Grupo Vierci) y Ciffart, la empresa creada en un paraíso fiscal. Luis Galeano, quien firmaba los correos como representante de la citada firma, no solo cotizaba los servicios, sino que enviaba además una copia de contratos donde mencionaba a Datisa y a Traffic. Los costos variaban entre 5.000 a 20.000 dólares.

Datisa, integrada por Traffic –de José Hawilla–, Torneos – de Alejandro Burzaco– y Full Play –de Hugo y Mariano Jenkis–, es una de las empre­sas acusadas por la justicia estadounidense de haber pagado sobornos a dirigen­tes de la Confederación Sud­americana de Fútbol (Con­mebol) para adjudicarse los derechos de transmisión de todas las competencias orga­nizadas por esta última.

Ciffart Sport S.A. fue creado en el 2007 en Panamá y habría acordó con la Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) la compra de las tres últimas eliminatorias mundialistas. La empresa fue creada con un capital de apenas US$ 10.000, pero al instante adquirió los derechos de un evento que costaba millones de dólares.

Según la aclaratoria de la empresa, la base fue constituida en Panamá por un “requerimiento de contar con una entidad internacional que administre el intercambio”. Varias empresas vinculadas al fútbol están en la mira de la justicia norteamericana por delitos que van desde asociación mafiosa hasta lavado de dinero.

La firma Ciffart fue creada en el bufete jurídico de Mossak Fonseca de Panamá que creo miles de empresas offshore que son utilizadas para evadir impuestos.

EL ESQUEMA DE DATISA Y EL JUICIO POR PAGO DE SOBORNOS

La empresa Datisa fue parte del mayor esquema de corrupción establecido por el caso “FIFAgate”: el pago de coimas por la Copa América. Este esquema fue un trabajo en conjunto de tres de las mayores empresas de compra de derechos deportivos de América: Torneos (de Burzaco), Traffic (del brasileño José Hawila) y Full Play (de los argenti­nos Hugo y Mariano Jinkis). Todo había iniciado tras una serie de deman­das entre las empresas por los derechos de la Copa América. En lugar de continuar el conflicto, decidieron aliarse creando la empresa llamada Datisa en el 2014.

Con esta empresa, tras un acuerdo con la Conmebol, com­praron los derechos de la Copa América por 4 edi­ciones: 2015, la edición Cen­tenario 2016, 2019 y 2023. Hay fuertes sospechas de que este acuerdo habría estado acompañado de un supuesto esquema de pago de sobornos a los presiden­tes de la Conmebol y de las asociaciones de fútbol de cada país, por un total de 110 millones de dólares.

Datisa luego vendía los dere­chos a diferentes empre­sas de cada país. En Para­guay, una de las empresas que ofrecía los derechos de transmisión por radios a las cadenas locales era Ciffart Sport, de acuerdo a lo que se publicaron en los medios de prensa.

El pasado lunes 13 último se inició en Nueva York el juicio contra exdirigentes de la Confe­deración Sudamericana de Fútbol en el caso conocido como “FIFAgate”, que ha sido marcado por escanda­losas acusaciones, llevando al llanto de un testigo y al suicidio de uno de los seña­lados por cobrar coimas en la venta de derechos del fútbol. Este tipo de transac­ciones, realizado de manera poco transparente, no sola­mente se dio a nivel inter­nacional, sino que también ocurrió a nivel local, invo­lucrando a un importante empresario conocido por los manejos poco claros de sus empresas.

En total, más de 40 perso­nas fueron acusadas desde mayo del 2015 y 24 de ellas ya se declararon culpables. No solamente han incluido a dirigentes de la Conme­bol y Concacaf (la federa­ción norteamericana, cen­troamericana y caribeña), sino también a dueños de empresas dedicadas a la compra y venta de dere­chos televisivos de tor­neos de fútbol. Uno de estos empresarios es Alejandro Burzaco, argentino, dueño de la empresa Torneos, una de las más importantes a nivel regional.

Commentarios

comentarios

Mira también

MSP da recomendaciones para la época veraniega

ASUNCIÓN.- Teniendo en cuenta que la época veraniega promueve el turismo a sitios de recreación, …