Viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Impreso / Juicio a Sandra Quiñónez es mero electoralismo

Juicio a Sandra Quiñónez es mero electoralismo

Sandra Quiñónez cuando juró como fiscal general del Estado en la Cámara de Senadores, en los primeros días de este mes de marzo.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El intento de enjuiciar a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, no pasa de ser mero electoralismo de la bancada liberal de la Cámara de Diputados, porque no se puede acusar por mal desempeño en sus funciones a alguien que no tiene 1 mes en el cargo, y, fundamentalmente, porque los efrainistas están muy lejos de alcanzar el mínimo de votos requeridos para iniciar el proceso.

ASUNCIÓN.- La orden que recibió la bancada liberal de Diputados fue juzgar a Quiñónez a como dé lugar, porque la Fiscalía General del Estado constituye uno de los ejes sobre los que gira la campaña del presidenciable de la alianza opositora, Efraín Alegre.

Así que ellos mismos saben que no pasarán de hacer ruido, consiguiendo espacios en la prensa para beneficiar a su líder, pero que no tienen la menor posibilidad de que el juicio contra la fiscal sea un proceso serio y, sobre todo, que pueda concluir con su destitución.

Como en la Cámara de Diputados la bancada colorada consiguió reunificarse, tiene una cómoda mayoría para decidir lo que se aprueba y rechaza y, en el caso específico de la Fiscalía General del Estado, el bloque no tiene ninguna intención de permitir que la titular, que acaba de asumir, pueda ser acusada por mal desempeño, sin darle siquiera la oportunidad de trabajar.

Hasta a un presidente de la República se le permite cierta libertad y tolerancia durante los primeros 100 días, en el convencimiento de que uno no puede llegar a un cargo y ya, soplar y hacer botellas. Lo que ocurre es que el juicio político que pretenden llevar adelante los liberales contra la fiscal, no tiene nada que ver con su mal desempeño; en realidad, ellos quieren someterla a este proceso por la forma como fue integrada la terna de candidatos de la que formó arte, y por haber sido elegida por el presidente Horacio Cartes. Por estos motivos, en realidad debieron haber planteado juicio político a los miembros del Consejo de la Magistratura y al jefe de Estado, no a ella, que no tuvo nada que ver con ambas decisiones.

Alegre quedó tan indignado cuando el Senado tuvo la mayoría requerida para prestar el acuerdo para la designación de Quiñónez, fundamentalmente porque a fines del año pasado los números le daban cómodamente para rechazarla. Debe estar muy arrepentido de no haber concertado con toda la oposición y la disidencia colorada para tratar ya en noviembre el pedido del Ejecutivo, porque allí se hubiera salido con la suya. Lo cierto es que no va a pasar nada, ni siquiera en Diputados para acusarla. Esto no será más que otra forma de perder el tiempo, algo en lo que el efrainismo tiene mucha experiencia.

Commentarios

comentarios

Mira también

Abg. Miguel Ángel Godoy Servín, defensor del pueblo.

Presentan proyecto de Ley que prohíbe bautismo de ingresantes

ASUNCIÓN.- El Defensor del Pueblo, Miguel Ángel Godoy Servín, esta mañana dio mesa de entrada …