Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Impreso / Juramento de senadores “mau” debe ser anulado por la Cámara

Juramento de senadores “mau” debe ser anulado por la Cámara

Juramento de senadores “mau” debe ser anulado por la Cámara
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Tanto Rodolfo Friedmann como Mirta Gusinky están usurpando cargos para los que no fueron electos por la ciudadanía ni proclamados por el TSJE. En consecuencia, el Senado tiene la obligación de enmendar el atropello a la institucionalidad, anulando de inmediato la disposición arbitraria e inconstitucional adoptada, en su momento, por Fernando Lugo.

ASUNCIÓN.- Sigue sorprendiendo la indiferencia con la que actúan los senadores, incluidos los que siguen defendiendo la irrefutable verdad de que los verdaderos dueños de las bancas que están ocupadas por los 2 usurpadores son Horacio Cartes y Nicanor Duarte Frutos. Es como si no percibieran la gravedad del hecho, que afecta hasta los cimientos del republicanismo, que se basa en principios tan elementales como el respeto a la voluntad popular manifestada en las urnas.

La situación es muy grave, pero su solución es bastante sencilla y sólo requiere que haya una mayoría de senadores que quiera aplicarla. Por eso resulta aún más inexplicable que a más de 2 semanas del grave atentado a la institucionalidad que se produjo con el juramento de los “mau”, las cosas sigan en el mismo estadio, sin que se haya puesto en marcha ningún intento de solución.

Esto lo dijo muy bien el jurista y constitucionalista Juan Carlos Mendonca; el daño producido por la irracional actuación de Lugo al ignorar la Constitución, las leyes y cualquier normativa vigente, y convocar a jurar como senadores a 2 personas que no fueron electas ni proclamadas como tales es muy grave, pero no produce efectos permanentes, lo que significa que puede revertirse de manera bastante simple.

Claro que si se sigue dilatando la solución a esta situación insostenible, las consecuencias podrían llegar a durar lo suficiente como para producir daños que resultarían difíciles de reparar.

Es que no es para menos. Estos 2 intrusos están instalados en la cámara, participan de las sesiones plenarias, integran las comisiones –Friedmann hasta preside una-, votan y hacen quórum. Y tienen el mismo derecho de hacer todo esto que Juan Pueblo, un ser anónimo, que no fue electo para ningún cargo, pero que un día se instala en una de las cámaras y se apodera de una de sus bancas, sacándosela a su verdadero dueño.

El mismo Mendonca había manifestado que el acto de Lugo, convocando y tomando juramento a Friedmann y Gusinky era nulo y que, como tal, no existe. Por lo tanto, para decretarlo como nulo, solamente se necesita que una mayoría de 23 senadores lo decida.

Si entre los 45 integrantes de la Cámara Alta no hay 23 que entiendan que la institucionalidad ha sido gravemente herida, quiere decir que estamos en grave peligro como república.

Commentarios

comentarios

Mira también

Taller de capacitación sobre “Arqueología: Ciencia, Cultura y Turismo”.

Capacitan en “Arqueología: Ciencia, cultura y turismo”

ASUNCIÓN.- Funcionarios de las Misiones Jesuíticas de Santísima Trinidad y de Jesús de Tavarangüé, en …