domingo , agosto 18 2019
Inicio / Editorial / La ayuda no basta

La ayuda no basta

Los vaivenes de la economía, la cotización del dólar, la suba de los combustibles, el pasaje que se encarecerá, los precios que sufrirán una espiral inflacionaria, etc., todo configura un panorama no muy alentador para los próximos meses en nuestro país.

El gobierno deberá arremangarse más y hacer bien las cosas que tiene a mano para poder paliar las consecuencias de todos estos desajustes que se están produciendo.

No la fatalidad, como dijo el escritor, sino las dificultades de todo orden, se han cebado con nuestro país últimamente, ya que también se está dando el fenómeno absolutamente inusual de las lluvias interminables que lo inundan todo y que por efecto contrario a la sequía, que seca los cultivos, la excesiva humedad, lo pudre todo, con  el mismo efecto perjudicial para el campesinado que siempre está viviendo al filo de la navaja.

Se ha declarado emergencia por inundaciones en la zona del Chaco, también en Ñeembucú y otros departamentos, lo cual significa que se liberan las ayudas para que puedan ser más rápidas y efectivas. Emergencias hace lo que puede, pero se necesita más.  Está rebasada. No sería mala idea que otros entes del Ejecutivo  también salgan en auxilio de poblaciones y pobladores acosados por el agua sobre todo en el interior del país.

¿Qué hace por ejemplo el MOPC? Sigue con  sus pachorrientos procedimientos, entretanto, hay poblaciones enteras que están aisladas por caminos anegados y destruidos. Por cierto, no puede encarar en este momento soluciones definitivas, pero por lo menos un “raspaje” de los terraplenes, etc., podría ayudar a mejorar la situación. Nada de ello se “siente” en el campo.

El Ministerio de Agricultura, ¿puso en marcha planes de emergencia para ayudar a los campesinos que están perdiendo sus cultivos? Son rubros de subsistencia los que están en riesgo, de modo que habrá hambre si no se hace algo por ayudarlos ahora que quizás aún se está a tiempo.

La crisis se siente con fuerza en todos los sectores. El comentario generalizado es que “no pasa más nada”, no hay plata, no hay ventas y no solamente en el campo, también en la capital donde se siente la merma de clientes en shoppings y supermercados, pero también en el mercado 4, en los restaurantes, etc.

La “movida” del gobierno tiene que ser general. No dejarlo todo en manos de la SEN, que es solo un auxilio de primera instancia.

Hay que remangarse señores. La mano viene fea.

Commentarios

comentarios

Mira también

Nadie en el arco

La cuestión de la firma del acta entreguista de Itaipú desató un “paquete” de hechos …