Martes , noviembre 13 2018
Inicio / Columnistas / La educación, un sueño que urge hacer realidad en Paraguay

La educación, un sueño que urge hacer realidad en Paraguay

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Lic. Juan Ramón González Pereira (*)
Por: Lic. Juan Ramón González Pereira (*)

Estoy más que seguro que los grandes hombres y mujeres que han y siguen forjando nuestra historia, cimientan sus sueños e ideales en ver a una nación próspera que emana de la calidad educativa de sus instituciones y por ende de los ciudadanos.

Ya estamos nuevamente transitando por un nuevo año lectivo. Las distintas universidades en pleno desarrollo con los cursos de admisión o nivelaciones para poder cursar el currículum correspondiente para las distintas carreras.

Llegar a la universidad sigue representando para nuestros jóvenes y en especial para los hijos de familias en situación de pobreza, un gran desafío.

En algunas semanas más ya observaremos nuevamente las imágenes rutinarias y propias de los días de clases en las escuelas y colegios. Si bien esta lidia con un presupuesto que sigue estando muy por debajo de los estándares sugeridos por los Organismos Internacionales, no es menos cierto que hay una necesidad imperiosa de administrar con mayor criterio y por sobre todas las cosas con honestidad el dinero invertido en educación.

En la búsqueda de esta administración eficiente debemos sumarnos todos, padres,directivos, docentes, estudiantes, gremios y de hecho la firmeza y el liderazgo del estado a través del MEC.

Los padres y los docentes somos claves en la construcción de una sociedad educada donde el centro de nuestra labor sea dignificar al ser humano.

Los países que hoy gozan de una paz social son aquellos que han sabido entender que la principal inversión de un estado debe reflejarse en la educación de su gente.

Necesitamos no claudicar a nuestros sueños,fortalecernos como educadores, vivir los valores inherentes y propios de un ser humano, a fin de que nuestros niños y jóvenes no sólo busquen conocimientos en las salas de clases sino que estén motivados a vivir los principios plasmados en sus educadores.

No me quiero resignar a que nuestro país siga escuchando el eco de nuestras voces replicando “upéichante” ha “ovalema”

Quiero y necesito confiar en que podemos revertir esta filosofía de vida y tener el alto honor de ser partícipe de una nación que progresa,vive en paz y logra el respeto y la admiración de otros países.

Commentarios

comentarios

Mira también

La nueva unidad de electrodiagnóstico y Neuromodulación.

Tesãi inaugura unidad de electrodiagnóstico y neuromodulación

CIUDAD DEL ESTE.- Con presencia de autoridades, miembros del Consejo de Administración de la Itaipú,  …