viernes , abril 19 2019
Inicio / Impreso / La “masacre” que muchos quieren dejar en el olvido

La “masacre” que muchos quieren dejar en el olvido

Y fueron sus pechos las murallas. Jóvenes carapintadas, protagonistas del “Marzo Paraguayo”. (Foto Internet).

Hoy se cumplen 20 años de la mayor gesta ciudadana en defensa de la democracia, cuando la decisión de la gente evitó que volviera el fascismo al gobierno. Actualmente, mucha gente pretende dejar en el olvido lo que ocurrió ese viernes frente al Congreso, en el llamado “Marzo Paraguayo”, pero nadie olvidará el sacrificio que realizaron compatriotas que no permitieron el retroceso.

ASUNCIÓN.- Si bien la gente se empezó a aglomerar en la plaza frente al Congreso desde el 23, cuando asesinaron al vicepresidente Luis María Argaña, encontrándose con cientos de campesinos que llegaron ese día a la capital en su marcha anual, desde la madrugada del viernes 26 el número de manifestantes aumentó considerablemente, mucho más cuando se descubrió que había un plan orquestado por los seguidores de Lino César Oviedo (señalado ya entonces como el principal sospechoso del magnicidio) para evitar que el Senado sesione y pueda destituir al presidente Raúl Cubas.

No en balde ese día se conoce como el de la masacre del Marzo Paraguayo, porque 7 jóvenes, opositores a Oviedo, fueron asesinados por francotiradores que se identificaron como seguidores suyos. La masacre pudiera haber sido mucho mayor si los mismos manifestantes no hubieran creado barricadas y fogatas que hacían de cortina de humo.

De nada valieron los gritos de auxilio de la ciudadanía cuando los francotiradores empezaron a disparar contra ellos, porque el jefe de Policía, Niño Trinidad, había ordenado a sus efectivos que abandonaran la plaza. Por esto fue condenado posteriormente.

A lo largo de estos años, y con mucha más fuerza en los últimos, un sector político ha pretendido minimizar los hechos ocurridos en el Marzo Paraguayo, asegurando que toda la gesta fue inútil porque los que sucedieron a Cubas resultaron más sinvergüenzas que él y traicionaron a los muertos. Sin embargo, el objetivo de esos días de rebelión ciudadana era evitar que el fascismo volviera a sentar sus reales en el país, y el mismo fue conseguido ampliamente.

Ni lavándose la cara, presentándose como democrático, Oviedo pudo volver nunca a tener el poder que tenía en ese momento, y que hizo tambalear a la República, la que, finalmente sobrevivió gracias a la gente.

ABC COLOR, VERGUENZA DE LA PRENSA NACIONAL

Los tiros no venían de donde vinieron, según dicho medio, a pesar de las imágenes que transmitían canales paraguayos y extranjeros. Los francotiradores al servicio del oviedismo disparaban impunemente desde el Zodiac, al igual que lo hacían algunos efectivos de la Policía Nacional y civiles, a quienes operadores de Unace repartieron armas. Todos ellos están libres.

Hay motivos lo suficientemente fuertes como para convertirse en causa nacional, y en esos momentos, los medios de comunicación olvidan su tradicional rivalidad, la pelea permanente por la primicia, y se alían para dar la mejor información, más aún cuando la ciudadanía se está jugando la vida y el futuro de todos. En el Marzo Paraguayo eso ocurrió con todos los medios, menos ABC, que, desde el magnicidio de Luis María Argaña, asumió una abierta y vergonzosa defensa de Lino Oviedo.

Esto se intensificó durante los días del Marzo, y no cambió ni siquiera cuando cayeron, víctimas de las balas oviedistas, 7 jóvenes. Ese día, el día en el que se jugaba el destino del país, el diario de los Zuccolillo tuvo su desempeño más vergonzoso. Y como consecuencia de ello, su trayectoria lleva un listón negro que debería avergonzar a quienes lo siguen publicando.

Commentarios

comentarios

Mira también

Inauguran Fundación que ayudará a niños con dificultades auditivas

En el Hotel Sheraton se celebró el acto de lanzamiento de la Fundación Florencia, institución …