domingo , agosto 25 2019
Inicio / Editorial / La pesadilla de Friedmann, seguirá

La pesadilla de Friedmann, seguirá

Sería bueno que ya se le acabe el tiempo al senador trucho, Rodolfo Friedmann, quien descaradamente usurpa una banca que le pertenece a Horacio Cartes por donde se la mire. Recordamos de paso a su “par”, la “senadora” Mirtha Gusinky, quien también está sentada indebidamente en la silla del claudicante Nicanor.

No nos cansaremos de repetirlo, hasta que se corrija una situación tan anómala. Posiblemente dejar de mencionarlo, que el hecho pase al olvido,  sea el objetivo de quienes están propiciando esta barbarie que posiblemente no tenga parangón en la historia de las democracias del mundo.

En este momento tienen lugar acciones ante la Justicia para reparar este daño tremendo a la institucionalidad del país. Pero todo marcha lento, como si pretendieran que el caso vaya al oparei. Los defensores de su gestión al frente el gobierno, no lo van a permitir. Y Friedmann seguirá teniendo pesadillas ya que sabe que el sillón en el Senado no le corresponde, no es suyo, no fue electo, ni proclamado para tal efecto. Es una aberración que le hagan lugar a politiquillos, encima súper cuestionados, para escamotear derechos legítimos ganados limpiamente en elecciones transparentes y apegadas a los cánones en la materia.

Hasta la proclamación que hizo el TSJE todo bien. Pero luego le llegó el turno al Congreso para hacer su parte y allí se fue todo al diablo. Acostumbrados a manejos oscuros le cerraron el camino a quien tenía que ser uno de ellos, con los mismos derechos y obligaciones.  Y lo que está pasando ahora con  la justicia demuestra la catadura de los mismos. Quizás no todos pero la gran mayoría. Un grupo grande de senadores y diputados está desfilando ante los pasillos de la Justicia y varios de ellos ya fueron a parar con sus huesos en la cárcel. Para que aprendan a dejar de ser maniobreros y a violentar la ley cuando les da la gana. La infausta mayoría que esgrimen para cometer sus tropelías, aunque ello sea a todas luces ilegal,  alguna vez debe pasar a la historia como una de las grandes lacras del poder legislativo del Paraguay.

El accionar del nefasto Fernando Lugo, tampoco debe ser olvidado. Asimismo está denunciado y la acusación no corre. ¿Qué esperan los magistrados para darle andamiento? Este hombre y político sin ningún tipo de escrúpulos, lascivo y de doble cara, tiro la piedra y escondió la mano, como si eso fuera suficiente. Poco a poco  se va convirtiendo en un don  nadie en la política paraguaya. Antes de desaparecer del todo deberá pagar sus trapisondas.

Entre los grandes culpables de la actual marginación de HC, que con  toda seguridad tendrá fin, por supuesto no es posible dejar de mencionar la descomunal traición de los Colorados Añetete, con su líder a la cabeza. Ganaron gracias a HC, ¿digan que no?, y luego aplicaron un cinismo escalofriante al más puro estilo stronista.

También ya en este momento están pagando por ello. El país sigue bien gracias a la herencia de HC. Pero se presentan síntomas muy preocupantes como la entrega de Petropar a las distribuidoras, por citar solo un caso. Además la presencia de “escombros” (Mons. Rolón dixit) en una cantidad de empresas públicas.

Nada será legal ni justo en todo este proceso, con HC fuera del Senado. Para estar allí lo votó la mayoría. La misma que exige hoy el respeto a su derecho al sufragio.

¡Bonita manera de agradecer a quién redimió al Paraguay luego de por lo menos 50 años gobiernos mafiosos y tramposos!

Commentarios

comentarios

Mira también

Gatopardismo

La palabreja del título significa literalmente “cambiar algo para que no cambie nada”, o sea, …