Martes , septiembre 25 2018
Inicio / Columnistas / La premisa, impulsar la agricultura familiar

La premisa, impulsar la agricultura familiar

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Néstor Ojeda Mendoza.
Néstor Ojeda Mendoza.

El Paraguay, desde los albores de su vida independiente, estamos hablando de más dos siglos atrás, siempre se ha caracterizado en la preparación de la tierra o del suelo de la forma rústica y convencional y que a pesar del método utilizado, los trabajadores del agro han podido obtener producciones de calidad y con cantidad admirable.

El sacrificio de arar la tierra, realizar los destronques para la preparación del suelo, siempre constituyó la característica propia del agricultor nacional, con sus ínfimos implementos de labranzas, como ser el arado estirado por una yunta de bueyes.

Sin duda se obtenían y se siguen obteniendo buenos cultivos productivos de alimentos y de rentas, como la mandioca, el maíz, el poroto, o el algodón, tabaco entre otros, para el consumo y comercialización, a la par ayudado por  la buena tierra de que disponemos en especial en la rica Región Oriental de la geografía nacional.

Con estos conocimientos tradicionales en el rubro agrícola fue pasando el tiempo, relativamente la densidad poblacional también iba en aumento. Además los conocimientos en el rubro de los  cultivos en muchas regiones del mundo ya les acompañaban los conocimientos modernos para una mejor y más buena productividad de los rubros agrícolas cultivados, con lo que también a la par mejoraban el sustento y nivel económico del ejecutor, el trabajador de la tierra.

El estoico agricultor paraguayo, como si fuese estigmatizado por la casi totalidad de los gobiernos que se sucedieron en el Paraguay, nunca tuvo el real y verdadero acompañamiento para el despegue de los producidos en fincas o en la chacra, lo cual  permitieron el desnivel para una buena y equilibrada competitividad en el tema de la comercialización  a nivel regional. Esto habla a las claras que siempre hubo ausencia del Estado, Gobierno alguno que se interesará en dotarle de los elementos de labranzas capaces para un notable repunte de la agricultura paraguaya.

El puntapié inicial de la mecanización agrícola pareciese que es la hora de su inicio en nuestro país, con el reciente anuncio del Gobierno Nacional, que de acuerdo al proyecto que al principio llegará a beneficiar a más de seis mil  familias campesinas de los departamentos Concepción, Caaguazú, Caazapá y del Alto Paraná, es muy alentador.

La ejecución de este plan de modernización y mecanización de la agricultura familiar, evidentemente traerá un cambio radical para los trabajadores minifundiarios de muchas regiones instaladas a lo largo y a lo ancho de la geografía Patria.

Este acto de verdadera Justicia y con tinte patriota, que muy pronto se pondrá en ejecución en nuestro país en  favor de los de las familias de nuestras campiñas, les redituará considerablemente en la mejoría de sus niveles de vida.

Obtendrán mejores producciones con estos equipamientos que serán ejecutadas desde la cartera de Agricultura, con buenos conocimientos técnicos para repuntar el nivel de calidad de la producción y porque no la cantidad de la cosecha. Pero a la par de este operativo a emprender por el Gobierno de la República, el nexo lo cual constituyen los intermediarios, que deben de ser combatidos frontalmente por las autoridades de las instituciones públicas, de tal forma que la real ganancia lleguen al máximo a los productores de los rubros del agro comercializado,  ese  ejecutor productivo, lo cual constituye el agricultor tradicional.

Commentarios

comentarios

Mira también

Magalí Muñoz, Juan Muñoz y Erwann Le Guillou.

Exitosa corrida de Punto Farma Running Show

En el marco de los 17 años de la Cadena de Farmacias Punto Farma se …