Lunes , diciembre 10 2018
Inicio / Columnistas / Es la pura verdad, “desastre ko Marito”

Es la pura verdad, “desastre ko Marito”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso.
Por: Cirilo Ibarra Enciso.

Se ha instalado, a nivel pueblo, la frase que alude al presidente de la República “desastre ko Marito”. Y viendo las últimas actuaciones del señor Mario Abdo Benítez, es la pura verdad, porque al parecer no acierta ninguna. Y de manera especial sorprendió su reacción, hasta si se quiere grosera, cuando retornó de Italia.

Se considera grosería su irreverencia hacia un expresidente de la República. Y sorprendió eso, no precisamente porque la buena educación sea su virtud, sino porque hacía horas nomás que estuvo con el Papa Francisco y éste le pidió gestos de reconciliación y le transmitió su deseo de que en Paraguay seamos buenos ciudadanos, dentro de una relación basada en el respeto recíproco.

Sin embargo, llegó Marito y al tiempo de comentar su conversación con el Pontífice, “nos deseó que nos podamos reconciliar y unirnos los paraguayos. Muy reconfortado por la primera audiencia con el padre”, dijo, pero lo primero que hizo fue despotricar contra Horacio Cartes, tratándole de poco hombre, por utilizar supuestamente sus medios para denigrar a la mujer.

Igualmente, recordó que el Papa le solicitó paz y unidad en el Paraguay y Abdo Benítez no encontró “mejor” manera de buscar la paz y la unidad entre paraguayos, instando a la ciudadanía a ir a manifestarse en la plaza para que se intervenga la Municipalidad de Ciudad del Este.

Increíble realmente, pero en eso de que supuestamente el exmandatario denigra a la mujer, parece que “el ladrón juzga por sus actos”. ¿Acaso Marito ya se olvidó el gran revuelo que generó en redes sociales la presencia de Yren Rotela, persona trans, en representación de la mujer paraguaya en una reunión de la Comisión Interamericana de Mujeres, de la Organización de Estados Americanos (OEA)?, en Estados Unidos.

Eso fue una bofetada para la mujer, aunque después el Ministerio de la Mujer trató de salvar, señalando que la misma no fue enviada por el Gobierno.

Después el presidente de la República completó lo que hasta parece “animadversión” contra la mujer, cuestionando a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, por la divulgación del video donde se observa a los criminales que amenazaron de muerte a la titular del Ministerio Publico.

Desde el exterior hubo pronunciamiento de solidaridad con Sandra Quiñónez, mientras que Mario Abdo Benítez prefirió solidarizarse con Marly Figueredo, esposa del senador “mau” Rodolfo Friedmann. La exfarandulera que no se sabe a qué se fue a Italia, aunque tampoco se sabe el motivo del viaje del trucho parlamentario.

Y hablando del trucho senador, un ciudadano, Rodrigo Daniel Gamarra Krayacich, se despachó con todo contra el mismo. Dijo que está loco, “ya quemó bulbo pobrecito, en su desesperación por mantener una banca que no le corresponde y sin poder justificar los 36.000 litros de combustible usados en un día y la infinidad de fatos que se le atribuyen, según Contraloría”, dijo.

Agregó que “ahora realiza declaraciones de un enfermo mental y como si fuera el líder del comando terrorista del PCC y como todo incendiario ante el silencio cómplice de la justicia, dice alegremente que va quemar gente”.

Sostiene igualmente que “este pobre infeliz evidentemente sufre serios problemas de alucinaciones, tal vez por la ingesta de algunas sustancias raras y que le provocan incluso serios trastornos”.

El mismo Rodrigo Daniel Gamarra Krayacich describió también al presidente de la República de la siguiente manera: “Una persona que incita al odio y la violencia entre compatriotas, nada más y nada menos que en la plaza del Congreso, apenas a minutos de haber estado con el Papa”.

Agregó que “es un presidente que ordena al Poder Judicial, que íntima y coacciona a la Fiscalía, que viola la carta orgánica de las FF.AA., que protege a delincuentes en Petropar, que convirtió el Congreso en Juzgado y propicia la horca pública de adversarios políticos, a los cobardes que con su silencio crían al cuervo, que mañana le pueden comer sus ojos”.

Remató de manera más fuerte aún las perlitas arrojada a Marito: “no cree que Jorge Videla, Fidel Castro, Hugo Chávez, ni Augusto Pinochet, “en su peor momento se haya animado a tanto a plena luz del día”, enfatizó.

Y no paran las críticas al jefe de Estado, porque el diputado Walter Harms igualmente se ocupó de él, calificó de “bajeza” y “vulgar” la actitud de Mario Abdo Benítez, porque tiroteó contra el movimiento Honor Colorado luego de su visita al papa Francisco en el Vaticano.

Sostuvo que no sabe qué pasó con él, porque volvió con “las lanzas de puntas”. Comentó que “lastimosamente es una bajeza del presidente, por más que tenga un sentimiento de animadversión hacia una persona no puede referirse con esos términos, mucho menos hacia un expresidente. Es como aquel patoterito de barrio, que trata de incidentar  y toca la oreja al adversario”.

Agregó el diputado Harms que “habla muy poco a favor de su figura”. Remarcó que ya raya lo vulgar. “Hay formas de expresar desacuerdos, porque así rompe cualquier posibilidad de armonía en la política”, sentenció.

Lamentablemente es así nuestro presidente y en menos de 100 días de su gobierno, la decepción ya es muy grande y se repite con insistencia “desastre ko Marito”.

Commentarios

comentarios

Mira también

¿Qué tan mala es nuestra educación? (I)

La educación aparece como una preocupación constante del paraguayo. Si en algo coincidimos es en …