Viernes , octubre 20 2017
Inicio / Impreso / A la Rehnfeldt le pica, se rasca, pero no responde

A la Rehnfeldt le pica, se rasca, pero no responde

Mabel Rehnfeldt, “escriba” de Zuccolillo.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- La periodista de ABC color, Mabel Rehnfeldt, una de las principales “escribas” de Aldo Zuccolillo, se indignó por una publicación de nuestro diario y reaccionó intentando desacreditar a sus colegas de ADN, siendo que su problema no es con ellos sino consigo misma, al no poder responder a preguntas que se le hizo en tono de crítica: ¿Qué hará ahora, al salir a la luz pública que su patrón es el segundo eslabón en importancia en el negocio de los cigarrillos?. ¿Renunciará o no, teniendo en cuenta su promesa de que jamás trabajaría en una empresa ligada a la industria tabacalera? ¿Y qué dice del chantaje al que apelan los dueños de su diario para recuperar el contrato multimillonario que tenían con Tabesa, la empresa del presidente?

Mabel nada dice al respecto. Los supuestos ataques que recibe “del diario de Cartes” son, según ella, “un diploma, una condecoración, un orgullo”.

Para justificar su presunta valentía, aseguró que resistió a una cantidad de gobiernos, desde Alfredo Stroessner en adelante. A decir verdad, nadie la recuerda como una luchadora anti dictatorial y sí por no haber dicho una palabra contra la repugnante defensa que hizo su diario del gobierno de Cubas y Oviedo, aun en los momentos más dramáticos del marzo paraguayo, cuando se produjeron el magnicidio de Luis María Argaña y la masacre de los jóvenes en las plazas frente al Congreso.

Se la conoce también por haber recibido algunos premios internacionales, aunque de organizaciones en las que, oh casualidad, su patrón Zuccolillo es miembro, lo que deja profundas dudas de si en verdad era merecedora de tales distinciones.

Ahora, en vez de responder a las interrogantes que se le formuló en torno a lo que ella misma había prometido en el pasado, recurre al ataque a periodistas de nuestro diario, a simples descalificaciones sin sustento, en la creencia, tal vez, de que así podría eludir sus responsabilidades.

Su malestar debiera dirigirlo hacia su propio patrón, que le hizo escribir con el puño lo que ahora no puede borrar con el codo y que, a diario, le ordena defender sus intereses, aunque esto suponga recurrir al “apriete”, al chantaje, a la extorsión, que es la práctica sistemática de los medios de ABC y sus medios satélites.

Mabel puede seguir sin respondernos. Sin embargo, a los seguidores que le quedan, independientemente de cuántos sean, les debe una explicación, pues había jurado que jamás trabajaría para una empresa vinculada al negocio de los cigarrillos, y había sido que lo está haciendo. Entonces a ellos debe contestar la misma pregunta que nosotros nos hacemos: Mabel, y ahora que se hizo público que Zuccolillo es una pieza destacada de la industria del tabaco, para cuándo la renuncia?

Commentarios

comentarios

Mira también

Fabrizzio Zucchini, coordinador de la Biblioteca Roosevelt del CCPA.

CCPA lanza proyecto de responsabilidad social para jóvenes de Ciudad del Este

El Centro Cultural Paraguayo Americano, mediante la Biblioteca Roosevelt, realizó el lanzamiento del proyecto sobre …