Domingo , abril 23 2017
Inicio / Columnistas / La soberbia, sinónimo de derrota

La soberbia, sinónimo de derrota

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Néstor Ojeda Mendoza.
Por: Néstor Ojeda Mendoza.

Es sabido en la jerga folclórica y popular, que el uso de la fuerza, último recurso del ser humano, es el sello identificatorio de los soberbios; se acabaron sus recursos y están próximos a la caída, características  propias  de los derrotistas.

Eso se siente en el terreno de aquellos que con tantas malas intenciones  y con demostración de acciones patoteriles, a toda costa desean hacer prevalecer sus ideas, por más que no sean comulgadas por la gran mayoría, que es el pueblo.

El uso de la fuerza o la violencia,  ocurrido el jueves último en el Senado, es una demostración cabal de los renegados provenientes de los terrenos del grupo de disidentes colorados y opositores  al sistema de gobierno del oficialismo de la ANR, liderado por Horacio Cartes, cuyo excelente gobierno es ponderado dentro y fuera del país.

Están llegando al extremo, amenazando con atropellar el Congreso Nacional, como si fueran los dueños de las conciencias de los más de cuatro millones de electores, los que deben decidir dentro de un aire de democracia, tal como reza el Estado de Derecho de cualquier país mínimamente organizado.

En la carpa de la oposición se respira aire de renegado. Además el senador liberal Luis Alberto Wagner demuestra una prepotente  actitud, propia de los grupos extremistas de la izquierda de guerrillas.

De aprobarse la enmienda con mayores posibilidades  de ocupar nuevamente la silla de los López, en el próximo periodo eleccionario,  resaltan las figuras del actual presidente de la República, Horacio Cartes Jara, y de Fernando Lugo, a pesar que este último no sabe en qué agua está remando, por su continua actitud llamativa, que hasta a sus seguidores más cercanos le confunde.

El pueblo está cansado de la no presentación aún del proyecto de reelección presidencial,  vía enmienda en el senado, esto se desprende de la versión del diputado colorado Hugo Velázquez, titular de la Cámara de Diputados.

El parlamentario es un convencido que el pueblo apoya la reelección presidencial, pero a la vez ya urge una definición sobre el tratamiento de esta figura, de vital importancia, y más aún para aquellas autoridades que hacen bien sus deberes, y con excelentes calificaciones por parte del pueblo, como en el caso específico del titular del ejecutivo nacional, el presidente Horacio Cartes Jara. El presidente ya tuvo muchos destaques por la ejecución de grandes obras de infraestructuras para beneficio del país, tanto tiempo castigado por malos y corruptos gobernantes, sin importar la situación social del pueblo.

Los minúsculos grupos políticos de renegados, los provenientes  de las carpas  de los colorados disidentes, encabezado Marito Abdo Benítez; el Partido Democrático Progresista (PDP) de Rafael Filizzola y su esposa Desirée Masi, y los revoltosos liberales fieles a Efraín Alegre, no pueden frenar el tratamiento de una figura tan importante como es la reelección presidencial vía enmienda, lo cual está claramente tipificada en el Articulo 290 de la ley madre de la nación, la Constitución Nacional.

El pueblo es soberano y está con la reelección presidencial, y nadie por malhumorado o por intereses de grupos sectoriales interesados,  pueden impedir su deseo: la reelección.

(*) Periodista de ADN en San José de los Arroyos

Commentarios

comentarios

Mira también

De verdugos a víctimas

ASUNCIÓN.- Efraín Alegre y ABC Color defienden a los que fueron filmados mientras estaban fabricando …