Martes , noviembre 20 2018
Inicio / Editorial / La vara queda alta

La vara queda alta

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Uno lee los titulares de ABC y da la impresión de que se está rifando el país. En palabras más gruesas, que las ratas abandonan el barco que se está hundiendo.

Que se hacen licitaciones a las  apuradas (para ir a la cárcel luego, como dijo alguien por ahí), que se nombra a amigos parientes y favorecedores, para protegerlos ante lo que se viene, etc.

La otra variante de quienes intentan instalar la idea de que “el país anda a los tumbos” es que se discuten todas las determinaciones que toma el gobierno saliente aunque sean de lo más rutinarias. Según la amenaza “Marito pondrá las cosas en su lugar apenas asuma”, como si se tratara de hechos irregulares.

El gobierno debe seguir andando, por más que haya ya uno electo, la administración del Estado debe mantenerse a toda costa hasta que asuman las nuevas autoridades y allí si –no antes- tendrán luz verde para realizar los ajustes que estimen convenientes. Funciona para ello el equipo de transición, para que recaben todas las informaciones que consideren necesarias.

Ayer se armó todo un escándalo en la Cámara de Senadores, cuando legisladores Añetete se rasgaron escandalizados las vestiduras por el nombramiento de dos nuevas embajadoras en países vecinos. La senadora Blanca Ovelar, alias “Japulina”, según Mina Feliciángeli,  adujo que era una imprudencia y una falta de cortesía que se estuvieran tomando estas decisiones en lugar de dejárselas al nuevo gabinete, palabras más palabras menos. Desde la Cancillería aclararon rápidamente que se trataba de movimientos administrativos normales y permanentes dentro de esa cartera.

Ultima Hora, queriendo emular siempre al diario de “Don Acero”, aunque muchos piensan que actúan concertadamente contra HC, publicó con gran escándalo que el MEC estaba licitando la provisión de útiles escolares para las escuelas, ¡por dos años! La viceministra respectiva, agradeció al día siguiente al diario (en sorna por supuesto) que celebraban que Última Hora elogiara la celeridad  con que el ministerio estaba previendo el espinoso tema, que suele atrasarse año a año.

Dejando de lado los disparates malintencionados de ABC y su quebrado satélite UH, la verdad es que la vara del gobierno quedará sumamente alta, para quienes llegan. Antes que corregir los supuestos errores tendrán que trabajar muchísimo para alcanzar el nivel de obras realizadas en todos los órdenes. Está a punto de habilitarse por ejemplo, la Costanera II.

Pero no solamente obras, avances fundamentales en el tema de la lucha contra la corrupción con leyes pioneras en la materia, la transparencia, efectiva lucha contra la pobreza, las viviendas sociales, el dinero de Itaipú que antes jamás llegó a las clases populares y que viajaba en generosos maletines para los capitostes de turno, ¡una vergüenza!, los anteriores gobernantes no se ponen colorados, ante el monumental “ahorro” (de lo que se robaba) que hizo este gobierno, que no metió un solo centavo de la plata de esta binacional, en sus bolsillos.

HC fue un campeón contra la corrupción permítasenos decirlo.

Lo dicho. Habrá un antes y un después del Paraguay, luego del gobierno de Horacio Cartes. Pese a las campañas sucias del diario ABC y sus adláteres. Lo mejor que se le puede desear al gobierno entrante en realidad es que logre reprisar, porque va a ser muy difícil superarla, la gestión del gobierno que se va.

Commentarios

comentarios

Mira también

Petropar causa dolor y vergüenza

Desde hace mes y medio, aproximadamente, la cotización internacional del petróleo viene registrando una tendencia …