Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Editorial / Hacer las cosas bien

Hacer las cosas bien

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Junto con el insoportable calor y las internas de hoy, el escándalo de los audios del senador González Daher se convirtió rápidamente en uno de los temas que mayor interés despertó en la ciudadanía.

Aunque parece que los audios son auténticos y la implicación del senador luqueño, una realidad, nadie duda de que la intención del diario ABC al sacarlos al éter pocos días antes de las internas es al solo efecto de pretender perjudicar las chances del presidenciable del oficialismo colorado ante la imposibilidad de frenar su crecimiento en los últimos meses.

Pero quedarnos solamente en la intención de Zuccolillo y su diario sería muy superficial de nuestra parte. Sin importar la guerra sucia orquestada por él y el otro gran empresario de medios, Antonio J. Vierci, de la que forma parte el affaire González Daher, esta debería ser una excelente ocasión para hacer una investigación seria de todas las personas –léase jueces, fiscales, senadores, diputados y altos funcionarios públicos- que están convencidos de que las sentencias judiciales están a la venta y que solamente se necesita tener el número de celular del presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados para ejercer presión y traficar influencia.

Es tan burda la maniobra realizada por el Senado, bajo la batuta de los añetete, que no tuvieron mejor candidato para reemplazar a González Daher en el JEM, que Eduardo Petta, justamente quien hoy estará compitiendo por la candidatura colorada a la Gobernación de Central. Si esto no es hacer proselitismo, no tenemos idea de cómo podemos llamarle.

En fin, sigamos analizando el escándalo y a todos los involucrados, que son muchos más que solamente el senador que ya fue suspendido y ahora puede ser hasta echado de la cámara, tal como lo anuncian disidentes y opositores.

Obviamente si el presidente del JEM es corrupto y trafica influencia, enfrente suyo está alguien que se deja corromper y se beneficia con ese tráfico. Claro que eso no les importa ni a ABC ni a los senadores del grupete, cuyo único objetivo es ensuciar tanto al legislador, de manera que la mugre salpique a Cartes y a Santiago Peña.

Pero sí debería importarles a los fiscales que investigarán el caso. Ellos tendrían que sentarse a escuchar seriamente las grabaciones e ir anotando el nombre de todas las personas que se comunican con González Daher y negocian con él alguna sentencia o la persecución a algún juez o fiscal, por no adecuarse a las reglas del juego. En todos los casos se sabe muy bien quién está al otro lado de la línea telefónica.

Y esa gente debe ser investigada y procesada, con el mismo rigor con el que la vara de la Justicia pretende actuar con el expresidente del JEM. Esa será la única manera de evitar que esto se constituya solamente en una jugarreta de Zuccolillo, como parte de la guerra sucia a la que están dedicadas todas sus huestes que forman parte del “equipo de investigación” de ABC.

Aunque haya sido motivada por una terrible necesidad de recuperar el poder, este show montado por el dueño del matutino podría muy bien ser utilizado por la Fiscalía para hacer las cosas bien, con seriedad y un profundo sentido de Justicia.

Commentarios

comentarios

Mira también

Así no, Cachito

    No hay nada que cueste más que tener tolerancia ante quienes hablan mal …