sábado , febrero 22 2020
Inicio / Editorial / Las pesadillas de “Don Acero”

Las pesadillas de “Don Acero”

“En EE.UU, involucran a Cartes con el terrorismo”. Tal el título de tapa publicado ayer por el diario ABC color, en letras tamaño catástrofe. Cita “un informe presentado ayer al Congreso en Washongton”, según el cual “grupos terroristas obtienen fondos del tráfico ilegal de cigarrillos de su empresa”, mencionando entre estos al “Hezbollah” y al “Primer Comando Capital”. Cualquier lector desprevenido podría concluir que se trata de algo oficial y que estamos a las puertas de un tremendo escándalo, cuyo epílogo bien podría ser que el presidente terminara, más tarde o má temprano, tras las rejas. Pero la verdad es que el tema no forma parte de la agenda del Congreso norteamericano, como lo aclararon en la víspera voceros de la embajada de dicho país, ni de alguna de sus comisiones, sino de una de las miles de ONGs que pululan por el planeta, que expuso ante una subcomisión del Senado sus opiniones en la materia. Se trata de la “Fundación para la Defensa de las Democracias”, la cual, “misteriosamene”, había sido visitada días atrás por funcionario al servicio de Aldo Zuccolillo.

Para corroborar la “seriedad” del trabajo realizado por esta fundación, basta que nos refiramos a una de las partes que resalta la publicación de ABC, según la cual, la comercialización ilícita de cigarrillos “genera entre 40.000 y 50.000 millones de dólares al año”, advirtiendo que los valores serían aún mayores, “incluso por encima del tráfico de cocaína” y que nuestro país -léase la empresa del presidente-, “tiene una participación del 10% del comercio ilegal en el mundo”.

Como puede observarse, el disparate no tiene límites. Si fuera cierto, “El Chapo” y todos aquellos como él, hubieran montado industrias tabacaleras, en lugar de dedicarse al muy peligroso negocio del narcotráfico y, en lo que respecta a HC, tendría que reclamarle con urgencia a la revista Forbes que le incluya entre las tres personas más ricas del planeta, ya que su fortuna se acrecentaría anualmente en 4.000 o 5.000 millones de dólares, meta que solo alcanzan, con suerte, magnates de la talla de Carlos Slim y Bill Gate.

Pero dejando de lado la ironía y tratando de abordar con seriedad un tema de por sí nada serio, cabe que nos preguntemos ¿Por qué ABC inventa un cuento tan estúpido como éste y lo publica como título principal en su portada? ¿Es puro sensacionalismo para intentar revertir la notoria caída de sus ventas,  o existe algún otro móvil que explique una práctica tan aberrante como ésta”?.

La respuesta no la encontraremos en los manuales de ninguna escuela tradicional de periodismo, ni siguiéndole el juego a ABC sobre el supuesto lucro que obtienen las tabacaleras, ni mucho menos respecto a los divagues en torno al vínculo entre HC y organizaciones “islamitas”, desmentida por los propios “gringos”, sino urgando en las oscuras operaciones realizadas por “Don Acero”,  desde su banco (Atlas) y su inmobiliaria (Del Este), que lo implican directamente con el “lavado de dinero” y que a estas alturas de su avanzada vida no le permiten conciliar el sueño.

Aunque no tenga derecho alguno, Zuccolillo podrá seguir inventando las historietas que se le antoje, pero con eso no logrará ocultar las denuncias públicas formuladas por el titular de la Conmebol en su contra, quien lo acusó, documentos en mano, de “blanquear” gran parte del dinero robado  a la entidad por su amigo personal y excompañero de colegio, Nicolás Léoz.

Quien debe rendir cuentas ante la Justicia, sin más de moras, es pues el director-propietario de ABC color, antes “dueño de la verdad”, ahora “padre de la mentira”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Voces de alarma

Pasó poco tiempo de iniciado el “estudio” del PGN 2020 en el Congreso para que …