Miércoles , noviembre 14 2018
Inicio / Editorial / Los “Dones” y los ratones

Los “Dones” y los ratones

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Mucho ruido. Eso es lo que seguirá escuchando la ciudadanía durante los próximos dos meses, con mayor intensidad a medida que se aproxime el  día de las elecciones. Comenzó con los “fonopinchazos” y los “cruces de llamadas”, en ambos casos realizados y divulgados ilegalmente, siguió con que el tema del ingreso de bitrenes a nuestro país, detrás del cual estarían las “afiladas garras del grupo Cartes” listas para dar el zarpazo y quedarse con el negocio, luego continuó con la historia de que su verdadero objetivo era, había sido, el puerto de Concepción.

Ahora está en el tapete la impugnación de la candidatura de HC para el Senado, de cuya aceptación dependería la transparencia y hasta la legitimidad de los próximos comicios.  Tal es la agenda ejecutada desde los medios de prensa encabezados por Aldo Zuccolillo y Antonio J. Vierci, quienes ya ni intentan disimular el profundo deseo que por ahora los mantiene unidos: derrotar al coloradismo en abril próximo, como fruto de la guerra sucia que ellos, personalmente, libran desde hace ya cierto tiempo.

Siempre dijimos que nunca buscaron el esclarecimiento de presuntos hechos de corrupción, ni la “limpieza” de la Justicia, especialmente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, ni nada que tenga relación con la tarea impostergable de poner fin al sistema de impunidad vigente en nuestro país desde hace décadas. Esto ya se demostró a las claras con el “parate” que hicieron a la difusión de las más de 200 horas de “audios escandalosos” que dijeron tener en su poder y que no publicaron ni el uno por ciento, así como con la protección que le brindan a un personaje siniestro como el senador Eduardo Petta, al igual que a otros senadores que gozan de la simpatía de ABC y Telefuturo, léase Enrique Bacchetta y Adolfo Ferreiro.

Si tuvieran alguna intención de esa índole no andarían como monos saltando de rama en rama o, en estos casos, de tema en tema, sino que se abocarían a algunos de ellos para ir hasta el fondo de la cuestión, solicitarían orden judicial para realizar “escuchas telefónicas” u obtener extractos de llamadas, así como para difundirlos públicamente, e impulsarían una investigación periodística seria, es decir, basada en documentos y/o testimonios que avalen cuanto afirman. Pero nada de eso les importa.

El objetivo es otro. Es embarrar la cancha lo máximo posible, descomponer todo, ayer con los camioneros, hoy con los campesinos y mañana con quien fuere. Es pintar un panorama tétrico y responsabilizar de ello al actual gobierno, ocultando olímpicamente los datos de la realidad o tergiversándolos groseramente, por más que estén avalados por técnicos y economistas locales, así como por cuanto organismo internacional haya incorporado al país en sus informes.

Por eso nunca discuten los hechos, las 30.000 viviendas, las rutas, los puentes y viaductos, los programas sociales para asistir al doble de pobres que antes se asistía, las becas para que nuestros jóvenes accedan a la universidad o cursen sus estudios en el exterior, la asistencia a miles y miles de labriegos, etcétera, etcétera.

Tampoco discuten los buenos resultados económicos obtenidos por el país del 2013 a esta parte, a pesar de las condiciones regionales e internacionales adversas. No dicen una palabra respecto a que el Paraguay es uno de los países que más crece en Sudamérica, a que su déficit fiscal es infinitamente inferior al de los países vecinos, generando la envidia de éstos, al igual que en lo relativo al control de la inflación, uno de los peores enemigos de los pueblos. Eso sí, piden la cabeza del presidente del BCP, “porque fue a saludar a Santi”, el pasado 17 de diciembre…

Por supuesto que aún estamos lejos de resolver múltiples problemas, pero tanto Zuccolillo como Vierci saben muy bien que ninguno de los gobiernos anteriores siquiera se acerca a los avances registrados durante la actual administración, en la cual nuestro país ganó además el respeto de la comunidad internacional que nunca tuvo.

Por eso “Don Acero” y “Don Antonio”  huyen del debate, como lo hacen los ratones cuando avizoran el menor riesgo y, a cambio, se dedican a la “guerra sucia”, cáncer de la democracia y antítesis del verdadero periodismo.

Commentarios

comentarios

Mira también

La nueva unidad de electrodiagnóstico y Neuromodulación.

Tesãi inaugura unidad de electrodiagnóstico y neuromodulación

CIUDAD DEL ESTE.- Con presencia de autoridades, miembros del Consejo de Administración de la Itaipú,  …