Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Editorial / Los partidos miran la crisis por la TV

Los partidos miran la crisis por la TV

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Que la institucionalidad en nuestro país es frágil, a nadie le quepa la menor duda. Por eso dos mandamases de la prensa logran provocar crisis como la del 31M y también por eso pueden poner contra las cuerdas a unos cuantos legisladores, aunque no solo a éstos, obligándolos a impedir que sesione el Congreso para evitar el tratamiento de la renuncia del presidente. El eslabón más débil de nuestro régimen institucional, sin embargo, ni siquiera es el Parlamento, como todo pareciera indicar, ni el  degradado Poder Judicial, cuestionado por propios y extraños, sino los partidos políticos; cascarones semi huecos, casi paralíticos, que funcionan como maquinarias electorales en tiempo de cazar votos, pero incapaces de reaccionar de manera orgánica, efectiva,  en momento de crisis, como el que vivimos.

Si no es así, que nos expliquen algunos hechos. Ayer, por ejemplo, sesionó la Comisión Ejecutiva del Partido Colorado, actor principal de la “peculiar” situación por la que atravesamos, signada por insólitos sacudones que se suceden cuando aún restan 70 días para que asuma el nuevo presidente. Un récord para los güines. Se esperaba que el organismo diera recomendaciones a sus legisladores, que “bajara línea”, como ahora se acostumbra decir, y/o que convocara de manera urgente a la Junta de Gobierno, para que ésta se expidiera sobre los hechos de público conocimiento.

Tal cosa no sucedió. Los miembros del cuerpo, salvo que hayan debatido “grandes estrategias” que desconocemos, se limitaron a informar que acordaron “una pausa para bajar los decibeles”, lo que en principio no está mal, con la intención de que entablen un diálogo los líderes de Honor Colorado y Añetete, léase Horacio Cartes y Mario Abdo Benítez, sin intermediarios, lo que tampoco es censurable. Ambas cuestiones pueden colaborar a zanjar la crisis. Sin embargo, la pregunta que queda flotando es ¿para qué están los órganos naturales de conducción de la ANR? ¿Para decidir cerrar la boca y que otros resuelvan lo que ellos ni siquiera lo intentan?

Algo similar sucede con el PLRA. Su cúpula no solo no sesiona para ver qué postura adoptar frente a un tema que, si bien se libra en terreno colorado, necesariamente tendrá incidencias a escala nacional, por tratarse del partido de gobierno. Tampoco lo hace para definir una posición institucional sobre las elecciones realizadas hace… ¡un mes y medio! Pero claro, al igual que los colorados, la versión azul de los “Añetete” y del hasta ahora oficialismo cartista hacen lo que se les antoja, cada uno por su lado, pero todos arrogándose la representación del liberalismo paraguayo.

En conclusión, los partidos políticos, institucionalmente, se hallan ausentes del escenario, en momentos en que deberían estar más presentes que nunca, marcando pautas, dando directrices políticas a sus bancadas en el Congreso y a todos sus seguidores. Y esto tiene consecuencias muy concretas. El vacío que ellos dejan es ocupado por poderes fácticos, como los medios que desde hace tiempo están coaligados contra el gobierno saliente o, para decirlo con nombres y apellidos, por facinerosos de la calaña de Aldo Zuccolillo y Antonio J. Vierci, quienes encuentran el terreno completamente despejado, tal vez no para hacer lo que ellos quieren, pero sí lo suficientemente fértil para evitar que se haga lo que ellos no quieren, como fue antes el caso de la enmienda y ahora el juramento de Cartes.

Resulta inexplicable que los partidos políticos no se percaten del grave problema al que se enfrentan. Sus dirigentes no dirigen las instituciones partidarias, como tales, que son sustituidas por los movimientos y éstos, a su vez, por los “líderes”. Una secuencia calamitosa para el futuro de las fuerzas políticas tradicionales y para la democracia, que de seguir su curso, nos dejaría a los ciudadanos a merced de corporaciones mafiosas, como la de los grandes medios de prensa, que solo tendrían que sentarse a la mesa para disfrutar del banquete.

Commentarios

comentarios

Mira también

Petropar causa dolor y vergüenza

Desde hace mes y medio, aproximadamente, la cotización internacional del petróleo viene registrando una tendencia …