Lunes , noviembre 19 2018
Inicio / Columnistas / Lugo y Petta son de la misma calaña

Lugo y Petta son de la misma calaña

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Cirilo Ibarra Enciso.
Cirilo Ibarra Enciso.

En estos días se leyó un comentario en las redes sociales de Juana Almada, destacando que saldrán todos los trapos sucios del senador Eduardo Petta “y esto es por dejar a muchas madres solteras sin laburo en Encarnación”, expresó.

No dijo gran cosa, pero suficiente para entender el origen de la relación entre Fernando Lugo y el “impoluto” camaleón Petta’i. Fueron y siguen siendo de la misma calaña. El exobispo también es conocido por formar parte de aquellos “padres que tienen hijos, pero sus hijos no tienen padres”. Lugo, cuando apenas asumió el gobierno (2008) nombró director de la Policía Caminera al eximpresentable y destituido fiscal de Encarnación (2003), Eduardo Romalino Petta San Martín.

Y ambos supuestos moralistas, de “fama intachable y llena de pensamientos puristas”, rápidamente generaron total indignación y asco. Es que se nota que ellos juzgan al ladrón, al vicioso, al pervertido, etc., por creer que los demás son como ellos.

Y en este momento y sinceramente, es necesario cuidarse más de esta clase de personajes, porque actúan hasta por instinto, es su naturaleza y mientras más poderes se les dan o más se los repriman, más feroces se volverán.

Durante el periodo de gobierno del exobispo y tras haber hecho varios shows mediáticos como “caminera”, incluyendo aquel caso de supuesta multa al propio presidente de la República, Fernando Lugo, Petta quiso mostrarse siempre como el “implacable”, pero ni el mismo se creyó su teatro y menos la gente le va creer su condición de ñembo impoluto.

Y esto que saltó en los últimos días, la denuncia de los casos que afectan a su “dignísima” mujer caazapeña Neolia Aranda y a su “amiga” Miriam Arroquia, ya saltaron al tapete hace 5 años, cuando las referidas “damas” figuraban en la Gobernación de Caazapá y en la Policía Caminera, respectivamente.

Ocurre que Eduardo Romalino Petta San Martín, antes de ser director de la Policía Caminera y debido a que en Encarnación ya no lo querían ni ver, se refugió a Caazapá y actuó como asesor de la Gobernación de ese departamento.

Y también de la ciudad de Caazapá lo rajaron en una oportunidad. Varias personas que asistieron al Festival del Ycuá Bolaños, en el 2009, se percataron de la presencia del impresentable y a “patadas”, a huevasos le sacaron de la velada artística.

Pero hay más, cuando se habla de rajadas. Fernando Lugo, tal vez por desentendimiento por algunas “secretarias”, lo sacó de la Dirección de la Policía Caminera. Y Petta, como buen “camaleón”, no perdió tiempo para coquetear con el entorno del entonces empresario Horacio Cartes. Logró que el intendente Arnaldo Samaniego lo nombrara asesor en Seguridad Vial Intendencia de Asunción.

Con respecto a su antecedente, muy oportuno recordar también su pasado como fiscal de Encarnación. En el 2003 fue destituido por el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, por mal desempeño de su función.

En su presunta lucha contra las empresas tabacaleras y el contrabando, no habría hecho otra cosa que “operar” a favor de empresarios argentinos, para que no sean perjudicados con el paso de productos paraguayos a Posadas.

Pero ni para disimular su actuación, mostró preocupación por el contrabando de tomates, papas y cebollas, por ejemplo, que perjudica a los productores paraguayos más humildes.

Y así nomas es el hoy senador del Encuentro Nacional, Eduardo Romalino Petta San Martín, disfrazado de cordero, pero realmente es un feroz y sinvergüenza lobo.

Commentarios

comentarios

Mira también

A transparentar, no “blanquear”

El pasado miércoles, el presidente Mario Abdo Benítez, por Decreto Nº 492, designó a Carlos …