jueves , abril 2 2020
Inicio / Impreso / Lula acató orden judicial y ya guarda prisión en Curitiba

Lula acató orden judicial y ya guarda prisión en Curitiba

El expresidente brasileño Lula da Silva, dejó la sede sindical en medio de incidentes.

El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, se entregó este sábado a la Policía Federal (PF) para purgar la condena de más de 12 años de prisión por corrupción. El exmandatario salió a pie del Sindicato dos Metalúrgicos do ABC, en São Bernardo do Campo (SP), en un clima de tensión provocado por los militantes que habían intentado evitar que se entregara a la Justicia y se dirigió a un vehículo de la PF que luego lo llevó al aeropuerto para su traslado hasta Curitiba, donde permanecerá detenido.

SAN PAULO.- El convoy de la Policía que condujo al expresidente hasta el IML y luego al aeropuerto de Congonhas, estuvo compuesto por vehículos oscuros sin insignias de la institución, tal como lo había solicitado los abogados defensores.

Lula da Silva, logró abandonar la sede del Sindicato dos Metalúrgicos do ABC en su segundo intento, ya que en la primera oportunidad una multitud de seguidores le impidió la salida rodeando el automóvil en el que se encontraba, por lo que tuvo que volver a refugiarse en el edificio.

Tras pasar por el IML de la Policía Federal, el exmandatario fue trasladado hasta Curitiba donde ingresó en prisión en una celda de 15 metros cuadrados que fue preparada especialmente para él y en la que tendrá que cumplir la condena.

Al mediodía, el líder del Partido de los Trabajadores (PT) había participado frente al sindicato de una misa en memoria de su fallecida esposa María Lurdes da Silva. Lo que arrancó como un homenaje se convirtió en un acto político en el cual dio un encendido discurso en el cual se defendió de las acusaciones. Además, confirmó que iba a “atender el mandato de prisión”.

Luiz Inácio Lula da Silva, de 72 años, tenía orden de detención desde el pasado jueves para empezar a cumplir una pena de 12 años y un mes de cárcel por corrupción pasiva y lavado de dinero.

El juez federal Sérgio Moro, quien emitió la orden, le había dado a Lula un plazo hasta las 17:00 del viernes para presentarse a cumplir su pena. Sin embargo, según la defensa del exmandatario, la detención no debía concretarse debido a que hay recursos en marcha en la causa.

Lula, ignoró entonces el plazo inicial y prefirió permanecer dos noches atrincherado en su búnker sindical, rodeado por miles de militantes que mantuvieron una vigilia día y noche. En la sede de los metalúrgicos estuvieron sus hijos, así también como figuras del mundo de la política y el deporte.

Commentarios

comentarios

Mira también

Duplicación de rutas 2 y 7: pagan US$ 798.000 por indemnización

CAAGUAZÚ.- Para avanzar con el proyecto de duplicación de las rutas 2 y 7, en …