Sábado , noviembre 18 2017
Inicio / Impreso / Mario Abdo se declara, sin pudor, hijo del stronismo

Mario Abdo se declara, sin pudor, hijo del stronismo

Mario Abdo Benítez pidió votos de los exiliados en Argentina y sin empacho, se declaró “hijo del stronismo”.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Mario Abdo Benítez no es solamente el precandidato para la Presidencia de la República por la disidencia colorada, sino, además, un “soldado de Dios” enviado para unir a los hijos del stronismo con los hijos de los exiliados, “porque así lo anunció Epifanio Méndez Fleitas”. Su discurso ante colorados que viven en Argentina tuvo mucho de delirio y esquizofrenia.

ASUNCIÓN.- No tiene desperdicios el discurso de Marito ante los paraguayos que tuvieron que migrar a la Argentina, casi todos exiliados durante la dictadura. Al empezar a hablar dijo que “me votó la gente para que los represente a ustedes. Y 3 años (ya son más de 4) les he representado como senador de la nación. Ya le ganamos a Cartes en la plaza en su intento de violar la constitución y atropellar el estado de derecho. Y así como le ganamos en la plaza, así le vamos a ganar con ustedes el próximo 17 de diciembre, donde va a ganar el auténtico Partido Colorado”.

Al mencionar que se encontró con un pariente de Epifanio Méndez Fleitas, afirmó que en 1986, el mismo Epifanio (quien fue exiliado del país por el dictador Alfredo Stroessner y se refugió en Argentina), había dicho que “va a llegar el tiempo en el Paraguay que se van a abrazar los hijos del stronismo con los hijos del exilio, para construir un Paraguay diferente y sanar a la nación paraguaya”.

Mezclando conceptos y repartiendo loas al epifanismo y a Dios, Abdo Benítez se mostró como el enviado que había llegado para unir a 2 sectores absolutamente opuestos, el stronismo y sus víctimas, mostrándose como un gran caradura puesto que, asumiendo su condición de hijo de la dictadura, llegó a la capital argentina a pedir su voto a quienes Stroessner persiguió y acosó durante años.

Pero fue incluso más lejos al ignorar que el nuestro es un estado laico (del cual pretende ser el presidente) y dijo que será Dios quien dará al país “la paz, la tranquilidad” que se merece.

“Que Dios les bendiga a todos. No se preocupen por las noticias; Dios le da las batallas más difíciles a sus mejores soldados y aquí están los mejores soldados”, concluyó este político que más que un precandidato a presidente parece un pastor religioso.

Commentarios

comentarios

Mira también

Varios rodados fueron llevados al corralón por no estar en regla.

Anuncio de llamado a licitación para mejorar servicio de transporte quedó en la nada

Son insistentes las quejas de los usuarios del servicio del transporte del distrito de Presidente …