Lunes , julio 16 2018
Inicio / Elecciones 2018 / Marito habló de propuestas, Efraín atacó

Marito habló de propuestas, Efraín atacó

El debate entre candidatos a la Presidencia de la República, en el teatro del BCP.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El único debate entre los candidatos a la Presidencia de la República demostró 2 estilos de política bien diferentes, ya que mientras el colorado Mario Abdo Benítez respondió puntualmente las preguntas de los conductores, al liberal Efraín Alegre le tuvieron que recordar las preguntas puesto que parecía más interesado en atacar a su contendiente que en hablar de sus planes de gobierno.

ASUNCIÓN.- Bastante aburrido, posiblemente por lo rígido, el debate organizado por la ONG Desarrollo en Democracia (DENDE) en el teatro del BCP, que pintó un país espantoso puesto que en todos los materiales audiovisuales y las preguntas se insistió en que todo estaba mal y había que cambiarlo. Los periodistas que fungieron de moderadores fueron Menchi Barriocanal, Carlos Peralta y Carlos Troche. Las preguntas giraron sobre 5 ejes fundamentales: Desarrollo  Económico y Medio Ambiente; Educación e Inclusión social; Gobernabilidad e Instituciones; Salud Pública e Infancia y Seguridad Física y Seguridad Jurídica. En cada uno de los ejes los periodistas plantearon 2 repreguntas para cada candidato.

Sin grandes novedades en las propuestas, lo que quedó claro es la gran diferencia que hay entre uno y otro candidato, puesto que, mientras Abdo Benítez se limitó a aceptar las condiciones que habían impuesto los organizadores, a Alegre se le tuvo que llamar la atención por aprovechar cualquier resquicio para atacar a su contrincante, y mostrar muy poco respeto hacia la organización. En varias ocasiones se le insistió por no responder a la pregunta que le hacían y en un momento determinado fue interrumpido por uno de los periodistas por flamear una bandera paraguaya cuando que había quedado claro que no se permitiría nada fuera del protocolo.

Durante las más de 2 horas de debate, Alegre aprovechó para lanzar varias veces supuestos torpedos a Marito, repitiendo hasta el cansancio que durante su gobierno se respetaría la Constitución y mencionando, sin que viniera a cuento, la decisión de la Corte Suprema de Justicia, que declaró constitucional la candidatura de Horacio Cartes, Nicanor Duarte Frutos y Juan Afara al Senado.

En varias ocasiones, Alegre intentó descontrolar a Abdo Benítez con insinuaciones sobre su declaración de bienes, su incoherencia sobre la inversión en educación y salud, y hasta desperdició el último minuto de la despedida para decir que los paraguayos pagamos 100 mil guaraníes al colorado por negocios que tiene con el Estado.

No logró su objetivo puesto que Marito no perdió la compostura y respondió siempre de manera concisa. Finalmente, dijo que “recojo las piedras que me tiran para construir los cimientos de una nación unida”.

DESECHAR BUROCRACIA PARÁSITA

Cuánto le cuesta al Estado paraguayo la ineficiencia y la corrupción, le preguntaron a Abdo Benítez, quien respondió que “mucho. Uno de los grandes desafíos que tenemos es sustituir una burocracia parásita por  una productiva. Si tenemos funcionarios que producen, el costo del Estado es bajo”.

El colorado aseguró que él no fue a hablar de lo que iba a hacer sino de lo que había hecho cuando fue presidente del Congreso, donde “lideré un proceso que generó una enorme turbulencia interna cuando eso para poder mejorar la calidad y la función de los funcionarios del Congreso. Lo vamos a hacer desde el Gobierno Nacional. Tenemos la obligación moral de fortalecer la función pública, respetar la carrera, garantizar idoneidad y profesionalismo; si queremos una administración eficiente, tenemos que tener buenos funcionarios”.

Según Alegre, es demasiado sencillo formalizar la economía, ya que bastan solamente “3 computadoras cruzando toda la información y así vamos a tener todo el movimiento económico. Es voluntad política, una ecuación muy sencilla. La formalidad pasa por combatir la corrupción y la informalidad. Contrabando y una serie de delitos que hacen al lavado de dinero y otras cuestiones. Es condición fundamental la voluntad política de combatir la corrupción”.

REFORMA TRIBUTARIA, IMPUESTOS Y MEDIOAMBIENTE

Sobre el tema del desarrollo económico, Alegre dijo que “tenemos que cambiar nuestra política con respecto a la energía, que es ceder nuestra energía a Brasil y Argentina. Itaipú y Yacyretá son el 50% de Paraguay. Y vamos  a utilizar la energía como forma de desarrollo, para que las industrias se instalen en el Paraguay y generen trabajo. Necesitamos crecer hacia adentro y no solo hacia afuera. Tenemos que generar recursos para dar trabajo. Incentivar a las pequeñas y medianas empresas, el 80% de empleos se genera en ellas”.

Abdo Benítez expresó que “nosotros no queremos esperar 70 años para empezar a recibir los beneficios de un crecimiento económico. Vamos a profundizar un modelo que permita ampliar nuestras recaudaciones a través de formalización de la economía. En el Paraguay, si se recauda lo que se tiene que recaudar, vamos  a tener un margen importante para poder enfrentar los desafíos de crecimiento que necesita nuestra economía”.

Sobre el medio ambiente, el colorado prometió elevar la Secretaría del Ambiente en ministerio, y dijo que “Paraguay es un país agroexportador. Por eso es necesario encontrar un equilibrio entre la producción y los sistemas de control de las leyes ambientales. Por eso vamos a exigir el cumplimiento de las leyes ambientales que existen; está reglamentado qué químicos se pueden utilizar; cuáles son salubres, ecológicos”.

Alegre insistió mucho en que en la SEAM hay mucha corrupción y que ese es el principal problema que se tiene en el área puesto que se tiene la legislación adecuada.

REFORMA JUDICIAL, SÍ; REELECCIÓN, NO

Ambos presidenciables coincidieron en que están de acuerdo con convocar a una Convención Constituyente para reformar algunos puntos, especialmente en cuanto a la reforma judicial a fin de blindar los órganos que eligen y juzgan a los magistrados de la influencia política.

En cuanto a la reelección, ambos dijeron que no la quieren y Alegre, que lleva varios documentos firmados ante escribana pública, dijo que fue el procedimiento que utilizó para firmar que va a ser presidente por 5 años y no buscará la reelección. Fue en ese momento en el que mostró la bandera paraguaya, lo que fue criticado por uno de los conductores, que le recordó las reglas del debate.

Mucho más solvente y sin necesidad de armar ningún circo, Abdo Benítez aseguró que impulsará un debate sobre la reforma constitucional. En cuanto a la reelección, dijo que no la rechazaba siempre y cuando no beneficie al presidente bajo cuyo mandato se realiza la constituyente, porque eso sería legislar para una persona.

Commentarios

comentarios

Mira también

Más de 700 ingenieros rendirán hoy para ocupar 60 puestos en MOPC

ASUNCIÓN.– Más de 700 ingenieros presentaron sus documentos para concursar, en busca de ocupar 60 …