Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Impreso / El “monstruo de la xenofobia” merodea la puerta de entrada a territorio brasileño

El “monstruo de la xenofobia” merodea la puerta de entrada a territorio brasileño

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

RORAIMA.- Un nudo diplomático se va tensando en la ciudad brasileña de Pacaraima, frontera con Venezuela, desde que el pasado 18 de agosto, cuando un grupo de brasileños destruyó los campamentos improvisados de centenares de inmigrantes. Las imágenes grabadas y distribuidas en las redes sociales saltaron al mundo al revelar la tensión entre los dos países. De un lado, el desesperado éxodo venezolano. Al otro, la falta de preparación de Brasil para lidiar con los nuevos refugiados.

La gota que colmó el vaso para justificar el ataque a los inmigrantes fue la noticia de que un comerciante de la ciudad, Raimundo Nonato, había sido atracado y golpeado presuntamente por cuatro venezolanos. La policía investiga el caso. Mientras tanto, 1.200 venezolanos ya fueron expulsados tras los ataques de los habitantes de la zona.

“No es que no queramos a los venezolanos. Lo que tenemos que hacer es poner a los delincuentes en su sitio, como a esos que me torturaron. La Policía Federal tiene que verificar los antecedentes de los inmigrantes en la frontera”, dice Nonato.

Con algunos puntos de sutura en la cabeza y el ojo derecho morado, afirma que la agresión que sufrió es una de las pruebas de que la migración venezolana en el Estado de Roraima está fuera de control.

En Pacaraima viven 12.000 personas. Hace meses que unos 800 venezolanos llegan diariamente, sin que la localidad tenga infraestructura suficiente para atenderlos, lo que ha motivado que el rechazo a los refugiados crezca hasta el extremo del ataque a los campamentos del pasado sábado.

Commentarios

comentarios

Mira también

Tomó hasta morir, pero despertó en la morgue y volvió a la fiesta.

“Muerto” despierta en la morgue y regresa a la fiesta

VARSOVIA.- Un vecino de la ciudad polaca de Siemianowice Slaskie fue hallado por un transeúnte …