Jueves , abril 19 2018
Inicio / Impreso / Cultura / New York Times brinda destaque al guaraní

New York Times brinda destaque al guaraní

Bailarinas de un programa navideño que fue transmitido en guaraní desde Asunción por la cadena SNT. (Foto: New York Times).
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

“Nuevo orgullo encontrado en el guaraní, un lenguaje largamente despreciado en Paraguay” (Newfound Pride in Guaraní, a Language Long Disdained in Paraguay), es el título del material que escribió el periodista Myles McCormick para el New York Times. En el mismo, el autor reseña la persecución que sufrieron los guaraní-parlantes a lo largo de la historia de nuestro país, además de las medidas que se implementan hoy para conservarlo, en un periodo en el que los idiomas extranjeros lo han desplazado notablemente.

ASUNCIÓN.- A través de un artículo escrito por el periodista Myles McCormick, y publicado originalmente en inglés, el prestigioso periódico estadounidense New York Times, brindó destaque al idioma guaraní, hablado por la mayoría de la población en nuestro país.

“Nuevo orgullo encontrado en el guaraní, un lenguaje largamente despreciado en Paraguay” (“Newfound Pride in Guaraní, a Language Long Disdained in Paraguay”), tituló McCormick al extenso material, el cual, entre otras cosas, habla de los esfuerzos de preservación de una lengua ancestral que sobrevive en la voz de los paraguayos.

El texto comienza con el relato de Porfiria Orrego Invernizzi, una activista de la lengua de 67 años, quien era castigada si hacía uso del guaraní en sus tiempos de escolar.

“A otros estudiantes les prohibían beber y comer durante todo el día, los obligaban a usar pañales en la clase como una forma de humillación o simplemente los golpeaban por hablar su lengua indígena”, asegura McCormick en el material.

Además, se detalla que “A pesar de su uso extendido -Paraguay es el único país de América donde la mayoría de la población habla por lo menos una sola lengua indígena, el guaraní- durante mucho tiempo se ha considerado que está bien hablar guaraní en las calles y en casa, pero no en el ámbito político”.

“Ahora, funcionarios e intelectuales en Paraguay están trabajando para promover una imagen positiva de la lengua, en un esfuerzo por cumplir con el propósito de la Constitución de 1992, para que el guaraní esté en el mismo nivel que el español” se reseña, para después comentar que la humillación de los guaraní-parlantes hizo que la lengua indígena fue considerada “de segunda”.

“Hay un estigma, un prejuicio, asociado con el guaraní”, dijo Ladislaa Alcaraz, la ministra de Políticas Lingüísticas, para la publicación norteamericana. “Se asociaba con la pobreza, la ruralidad, la ignorancia, con la gente que es analfabeta”.

Así también, se menciona que “El gobierno espera cambiar la perspectiva que la gente tiene de la lengua promoviendo su uso en círculos oficiales”, poniendo como ejemplo los esfuerzos realizados por la Secretaría de Políticas Lingüísticas con el fin de “darle a un segmento históricamente marginado de la población acceso a servicios gubernamentales básicos, al sistema de justicia y a la atención médica”, como es objetivo desde el rango de “idioma oficial” que le fue conferido al guaraní luego del fin de la dictadura.

De la misma forma, se resalta que los esfuerzos por darle notoriedad y arrancarle el estigma a la lengua guaraní ya está teniendo evidentes resultados; sin embargo, como asegura Shaw N. Gynan, lingüista en la Universidad de Western Washington, quien ha investigado ampliamente acerca del guaraní: “Está en peligro”, dijo. “Y no tiene nada que ver con la política del Estado”.

Este problema, según la publicación, tiene que ver con la falta de fondos para la educación bilingüe; la urbanización creciente, la enseñanza del guaraní formal en lugar del coloquial y la enseñanza en castellano a niños que son monolingües en el idioma indígena, lo cual aumenta las tasas de deserción escolar.

Finalmente, McCormick destaca que la importancia del idioma en nuestro país es demasiado grande hoy, al punto en que el pueblo no puede ver como igual a alguna figura nacional que no lo hable. De esta forma, el idioma se ha convertido en un punto de unión entre todos los paraguayos, altamente apreciado y utilizado en la sociedad.

Commentarios

comentarios

Mira también

Fernando Burgo seguirá hasta el final del Torneo Apertura al frente del plantel Aborigen. (Foto Prensa Guaraní).

Hay Burgo hasta el fin del Torneo Apertura

Se habló mucho y se hizo poco. Los directivos de Guaraní se pasaron perifoneando que …