martes , noviembre 12 2019
Inicio / Editorial / Nicanor, vuelve a las andadas

Nicanor, vuelve a las andadas

Desembozado. Bárbaro. Una bofetada al pueblo. La metida de la mano en la lata es fenomenal.  Todo vuelve a ser como antes de la administración de Horacio Cartes, que puso por primera vez en la historia las cosas en su lugar. Evidentemente fue un fugaz remanso de paz antes de la llegada de Alibabá.

Nos referimos al latrocinio del dinero público que está haciendo Nicanor Duarte Frutos, al frente de la Entidad Binacional Yacyretá. Realmente el perjudicial tsunami-Nicanor está arrastrándolo todo, le importa tres pitos lo que diga la gente ya que así como están las cosas, está protegido al más alto nivel y no pueden alcanzarlo los tentáculos de los entes de control que tienen que quedarse de brazos cruzados ante semejante festín

Nicanor, o el lector podría imaginarse quien más, manda ahora a platazo limpio de la EBY, en departamentos otrora difíciles para los añetetés, como Itapúa y Misiones, donde las bandadas de pájaros cambian de nido aceleradamente.

Paso a paso, el corrupto y caradura expresidente, va comprándolo todo. Se hacen reuniones políticas en casi todas las ciudades grandes y van presentándose los caudillos colorados, anotando sus “inquietudes”, que son satisfechas “como se pide”, y al salir del recinto, como esos jugadores de fútbol que estrenan nuevo equipo, van poniéndose la otra camiseta. No todos ellos, hay que decirlo, por supuesto.

El destructor tsunami-Nicanor está en un proyecto grande.  Posiblemente no se detenga solamente en la Junta de Gobierno y si ello ocurre, le saldrá un hijo macho a su mentor, que se lo tendrá bien merecido.

Por ello este saltimbanqui de la política salió bailando en una pata del palacio de gobierno cuando le ofrecieron que se apeara de su banca del Senado para encargarse de “administrar Yacyretá”.

En realidad la orden que recibió fue… andá … metéle… usa la plata de la EBY para traer gente a nuestro lado, tenemos que liquidar a HC a como dé lugar.

Y la cumple al pié de la letra. Despilfarra a raudales dinero de la EBY en formar la clientela política y de paso se llevará algunos “extritas” a sus bolsillos ya que hasta ahora nunca pudo precisar como pasó de “mendigo a príncipe”, que vivía en una modestísima pensión, para ocupar después de que fue presidente, una mansión de un par de manzanas en la zona de Lillo, además de múltiples bienes cubiertos por prestanombres.

El “éxito” de Nicanor estará dejando satisfechos a los capitostes del oficialismo colorado.

Lo que en su soberbia no se están preguntando es: ¿Qué pasará en las próximas compulsas electorales, con el Partido Colorado, profundamente dividido?

Allí saldrán a flote los daños que causó el tsunami-Nicanor, pero la llanura ya será una realidad.

Commentarios

comentarios

Mira también

Voces de alarma

Pasó poco tiempo de iniciado el “estudio” del PGN 2020 en el Congreso para que …