Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Columnistas / No a la condonación ni subsidio de las deudas

No a la condonación ni subsidio de las deudas

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)

Desde hace varios días que los tenemos acampado frente a la Plaza del Congreso Nacional a los campesinos, que están solicitando al Gobierno Nacional la condonación de las deudas contraídas, debido a que los montos invertidos en diversos proyectos supuestamente les han sido esquivos y no les permiten contar con la necesaria capacidad de repago para poder honrar el pago del capital y de los intereses devengados.

Aquí hay que buscar una solución de fondo y que no pueda perjudicar a los intereses económicos de estos labriegos. Supuestamente son 17.000 los afectados por este default y que en valores absolutos alcanza unos 34 millones de dólares.

Es muchísima plata y “tan alegremente” no se puede dar “luz verde” a un pedido de este porte. Casi todos los seres humanos hemos contraído deudas en algún momento de nuestras vidas y muchos seguimos endeudándonos para poder destinarlos a diversos propósitos, pero no creo que ninguno de nosotros, cuando nos encontramos en una situación de dificultad económica-financiera, nos acerquemos a la institución o empresa que nos dio un crédito a pedirle que nos condonen la deuda pues no nos será posible pagarles.

Ante estas coyunturas negativas, lo más razonable y el sentido común nos dice que se debería proponer a nuestros acreedores la forma de poder refinanciar y/o reestructurar las deudas de tal forma a que se pueda estructurar un nuevo plazo y plan de pago que se pueda adecuar a nuestra capacidad real de repago actual/proyectada. Y es esto mismo lo que deben hacer estos labriegos y no pedir condonación que no hace ningún sentido.

Ahora, los dirigentes campesinos junto con algunos legisladores que los están apoyando “afectiva y económicamente” están viendo la posibilidad de que se pueda sancionar un Proyecto de Ley que les permita la condonación y/o subsidio de dichas deudas, lo cual no sería viable teniendo en cuenta que nuestro PGN de por sí está estructurado con recursos limitados para diversos propósitos y el tener que “castigar” y enviarlo directamente a pérdida o conseguir recursos adicionales para atender los USD 34 millones que solicitan condonarlos carece totalmente de racionalidad y sentido.

La condonación rompe la confianza dentro del sistema financiero y, en consecuencia, los condonados terminan quedando fuera del sistema financiero y en el mediano/ largo plazo son perjudicados”, señalaron las autoridades en la Casa Presidencial en un pronunciamiento realizado antes del inicio de la sesión del Senado, donde se esperaba que sean tratados los proyectos de ley.

El ministro Baruja dijo que estaban abiertos a evaluar la demanda de los pequeños productores de la agricultura familiar caso por caso, pero no sobre la base de “un listado arbitrario” de 17.000 personas que representan un número inferior al universo global de los pequeños productores que los tenemos distribuidos a nivel país. Remarcó que la propuesta del Gobierno en todo momento se centró en refinanciar y reestructurar las deudas, ofrecer capacitación financiera, apoyo técnico y nuevos créditos para la reinserción de los productores a la cadena de valor productiva.

“No se puede aprobar una ley que no tiene claro los beneficios, los beneficiarios y el verdadero costo de la iniciativa legislativa”, lo cual resulta totalmente razonable.

Bien sabemos que una eventual potencial condonación de deuda implica de hecho un enorme perjuicio para los labriegos, pues ya automáticamente dejarán en lo sucesivo ser sujetos de créditos en instituciones financieras (sean del sector privado y/o gubernamental).

¿Será que en algún momento habrán hablado claro con los labriegos sobre las consecuencias negativas que les acarrearían esto, dejándolos definitivamente fuera de la cadena productiva y de valor, a no ser que a futuro ellos mismos se autofinancien en un 100%, lo cual resultaría improbable pues siempre se dan y se darán necesidades financieras para apuntalar sus procesos productivos.?

Ya el año pasado el gobierno, a través del BNF y del CAH, ha mostrado la voluntad de apoyarlos a través de las compras de sus deudas y refinanciación a largo plazo y a tasas de interés suficientemente accesibles como para que no puedan perjudicar su capacidad de repago a futuro y seguir siendo sujetos de créditos dentro del sistema.

Así como se precisa que se los pueda asistir técnicamente en forma estrecha, orientándolos para que sus parcelas de cultivos puedan diversificarse y ser lo más productiva posibles, también es necesario que se conciencien de que asistencia crediticia siempre los precisarán y que mejor que hacer el esfuerzo por labrar la tierra de la mejor forma posible que les permitan honrar sus compromisos contraídos en tiempo y forma.

Commentarios

comentarios

Mira también

Durante el acto de presentación de los equipos y los especialistas del área de la Fundación Tesãi.

Fundación Tesãi da otro salto gigante en la medicina moderna

El nuevo equipo de estimulación magnética transcraneal, único en Paraguay por sus características  para el …