Viernes , septiembre 21 2018
Inicio / Columnistas / Nuestro PGN 2018

Nuestro PGN 2018

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)
Por: Dr. Juan Carlos Zárate Lázaro (*)

Bien sabemos que actualmente rige el PGN 2016 ante el veto total del Poder Ejecutivo, al que fuera sancionado para este año por el Poder Legislativo.

La insensibilidad, y muy poco amor a su pueblo, intereses sectarios y políticos de los que conformaban la mesa directiva de la Comisión de Hacienda y Presupuesto del Senado, hicieron que la propuesta de cifras de ingresos y egresos que se los presentara el Ministerio de Hacienda y que fuera debidamente socializado tanto con senadores y diputados, ha sufrido en dicha ocasión una inexplicable mutilación en el monto global destinado a emisión de Bonos Soberanos, destinados a la prosecución de gastos de infrafraestructura  a nivel país, dado que lo aprobado por los legisladores no iba a permitir cubrir ni tan solo el 50% de los planes previstos por el Gobierno Nacional.

Pero en contrapartida, la por entonces presidente de la Comisión de Hacienda, señora Desiree Masi, acompañado de cerca por senadores de la oposición al gobierno y colorados disidentes, se han prestado “alegremente” a aprobar “jugosos” incrementos de sueldos para los sectores de docentes y profesionales de blanco, sin que hubieran fuentes de financiamiento, haciendo caso omiso a las recomendaciones del entonces ministro de Hacienda, Santiago Peña, y de sus técnicos, lo que ha motivado con justa razón y muy buen criterio su VETO TOTAL, pues la racionalidad y equilibrio financiero siempre deben estar por encima del POPULISMO,  PREBENDARISMO Y CLIENTELISMO político.

Para el PGN 2018 felizmente se han renovado en su casi totalidad los integrantes de las mesas directivas de dicha Comisión, tanto en senadores como en diputados por lo que esperamos prevalezca el verdadero raciocinio, equilibrio, control de la inteligencia emocional  y condescendencia a los verdaderos reclamos de nuestra gente de poder seguir mejorando la infraestructura vial en todo el país, como también nuestra salud pública, gastos en infraestructura para arreglos y reconstrucción de escuelas y colegios además de la continuidad de las erogaciones en gastos sociales para el apoyo a nuestra gente por diversos conceptos.

Muchos son los que  siguen achacando  sin cesar a este gobierno de todos los males que padece nuestro país, y no se dan o simplemente no quieren darse cuenta de que la gran mayoría de nuestros verdaderos problemas son de carácter eminentemente estructural, que viene arrastrándose desde hace más de 4 décadas y ni Mandrake podrá darle solución favorable en el mediano plazo.

Pero se entiende la ansiedad de nuestro pueblo, pues la verdad sea dicha somos unos expertos masoquistas y siempre queremos ver lo mejor para nuestro país, pero muchas veces por el fanatismo político enceguecido o la simple insensibilidad o el querer poner “palos a la rueda” a todo lo que encuentran por el camino no se mencionan las cosas positivas, sino parecería ser que nuestros 2 ojos estuvieran diseñados únicamente para ver todo lo que se pueda criticar para dar rienda suelta a la maldad de muchos y amargura o nostalgia de otros.

Esperemos que los montos millonarios que se van a incluir en el PGN 2018 para infraestructura, salud, educación y otros gastos sociales muy necesarios puedan tener por parte de nuestros legisladores el trato que se merecen con absoluta objetividad y profesionalismo pues de otra forma sincerándonos muy bien será materialmente imposible poder satisfacer los verdaderos requerimientos de nuestro pueblo tanto de la Capital, Dpto. Central y de todas las ciudades y pueblos del interior de nuestro país.

Se ha hecho bastante en estos 4 años, incluso muchísimo más que en los gobiernos anteriores, pero nada es aún suficiente en un país como el nuestro que ha sufrido la desidia, abandono y en donde los intereses personales y llenarse los bolsillos a  velocidad de Fórmula 1 han sido la constante, siendo justamente ahora la transparencia y mayor honestidad y profesionalismo con que se manejan los recursos de nuestra gente lo que molestan a muchos que sueñan despiertos con volver a los viejos tiempos, pero la gente “ya no come vidrio” y estamos seguro que no se los permitirán nunca más.

Ojalá el próximo gobierno a asumir el 15 de agosto del 2018 pueda continuar sin parar con lo que el pueblo reclama día a día, siendo salud pública y verdadera calidad educativa, junto a más obras de infraestructura una necesidad acuciante y que de tener verdadera continuidad en los próximos 5 años ya a inicios del 2023 no estaríamos hablando en estos mismos términos.

Commentarios

comentarios

Mira también

Chiara D’Odorico interpretará al piano la obra de Moreno González.

Concierto de la OSN con estreno de la obra de Moreno González

ASUNCIÓN.- El maestro Luis Vera Resquín dirigirá a la Sinfónica Nacional (OSN) en su octavo concierto …