domingo , octubre 20 2019
Inicio / Editorial / Nuevos tiempos electorales

Nuevos tiempos electorales

Tanto tiempo insistiendo con que la ciudadanía está cansada de las listas sábanas, cerradas y bloqueadas, que cuando se volvió a plantear el tema del desbloqueo de las mismas, nadie creyó que, esta vez, pudiera convertirse en realidad.

Pero, por lo visto, en algunas cosas la clase política no es tan ciega, ni sorda a los reclamos ciudadanos, y aunque sea de a poco y casi a regañadientes, intentan adecuarse a los mismos, más que nada porque hay un electorado que de a poco ha ido creciendo en cuanto al voto pensado que hoy por hoy ya saben que quedaron lejos los tiempos en los que podían hacer lo que les viniera en gana que igual se los iba a votar, porque el paraguayo estaba acostumbrado a votar pero no sabía elegir.

Va a ser duro el desbloqueo para la vieja clase política, para los eternos integrantes de las listas para las cámaras del Congreso, que una y otra vez fueron reelegidos porque siempre ocupaban los primeros lugares y, aunque debajo de ellos estaba gente de mucho más valor, capacidad, y, sobre todo, honestidad, no había ninguna posibilidad de que pudieran ocupar algún escaño, porque las listas estaban bloqueadas y nadie podía cambiar de ubicación a ningún candidato.

Ese es el logro fundamental de las listas desbloqueadas que, según lo que todo indica, será aprobado por el Senado el jueves próximo y, posiblemente, ese mismo día también lo sea en Diputados.

Hay sectores que pretenden menospreciar este logro afirmando que no se eliminarán las listas sábanas sino que las mismas seguirán siendo cerradas pero ya desbloqueadas. Esto significa que, la lista de cualquier partido, nos va a presentar 45 candidatos a senadores y 80 a diputados. Y de esas listas es de donde deberemos elegir a quienes queremos que entren y ubicarlos en los primeros lugares. Si el candidato que queremos no figura en esa lista, no habrá forma de votarle.

Pero esa gente parece olvidar que cualquier cosa se consigue andando, y que para todo hay un primer paso. Y este primer paso, que se va a dar esta semana y que pasará a formar parte del Código Electoral Paraguayo es fantástico e implica un avance que muchos pensamos que no llegaría nunca, porque precisamente esos que tienen “comprados” los primeros lugares en las listas para las cámaras son los que ahora tendrán que votar por el desbloqueo, convencidos de que no serán ellos los candidatos por los que opte la mayoría de la ciudadanía.

Ya después se podrá ver la posibilidad de que las listas pudieran ser abiertas, como ocurre en países en donde su democracia está tan avanzada, que las elecciones pueden realizarse de manera casi natural, y sin que alteren la vida de la población.

Ahora tendremos listas cerradas y desbloqueadas, que pondrán a prueba todo lo que hemos aprendido en estos 30 años de democracia; especialmente, se sabrá si de verdad aprendimos a elegir, como dijimos más arriba, o seguimos siendo soldados que obedecen, sin pensar, lo que mandan los poderosos.

El segundo punto que se debe tratar en la reforma electoral es la modificación de la ley del Financiamiento Político; a ver si de una buena vez se impide que el narcotráfico siga metiendo plata en las campañas electorales. Más que todo el paquete de leyes  que remitiera el Ejecutivo y está en estudio en el Senado, este sí sería un duro golpe para el crimen organizado.

Commentarios

comentarios

Mira también

El nuevo ministro y los mandioqueros

El hombre se habrá despertado abruptamente de su ensueño ayer cuando aún no estaban despejadas …