Domingo , noviembre 19 2017
Inicio / Columnistas / Otros no pudieron en 20 años

Otros no pudieron en 20 años

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Es un hecho la culminación de los trabajos de pavimentación de la Ruta 8, “Blas Garay”, tramo Caazapá-Yuty y accesos, en el transcurso de este año. Informó hace dos semanas el Ministerio de Obras Públicas, que el emprendimiento se encuentra ya casi en su última parte de ejecución.

Agregó el MOPC que ahora se trabaja en movimiento de suelos de último tramo, en la zona de Yegros. Ahí se construye sub-base, base granular, carpeta asfáltica, banquina y obras complementarias, de limpieza y señalización.

Sin dudas es una muestra más de que cuando se quiere se puede y el actual gobierno puede lograr, en este caso, los que los anteriores no lograron en 20 años. Cuantas falsas promesas se escucharon con respecto a esta ruta. Desde el gobierno de Juan Carlos Wasmosy se anunció la construcción del asfaltado, desde Caazapá a Yuty. También fue bautizada ésta como la “ruta de las mentiras” o de la “farsas”.

En el año 1994 comenzó la ilusión de los habitantes del Sexto Departamento sobre el asfaltado del tramo. Fue cuando llegó la capa asfáltica desde Ñumí hasta Caazapá y el entonces ministro de Obras Públicas, Paul Sarubbi, anunció que el trabajo continuará y que ya está el proyecto para seguir a Yuty.

Para dar mayor credibilidad a su promesa, dijo que él es caazapeño y que como tal tiene mayor compromiso con éste departamento. Nunca prosperó aquel supuesto proyecto.

Posteriormente hizo lo mismo Gustavo Pedrozo, ministro de Obras Publicas durante el gobierno de Nicanor Duarte Frutos. Pedrozo igualmente quiso fortalecer su promesa, destacando que su esposa era yuteña y que también tenía el doble de compromiso.

Luego hasta el mismo Duarte Frutos, cuando visitó Yuty en el 2003, anunció que durante su gobierno se iniciará la colocación de la capa asfáltica. Mentira, nada se hizo.

Después apareció el “taita” de las rutas de las mentiras, Efraín Alegre. Éste, siendo ministro de Obras Pública de la era Fernando Lugo, hizo también lo suyo, con la promesa, pero éste ni él se creía lo que decía en esa época.

Pero el más caradura fue Salyn Buzarquis, que hasta hizo su famosa palada inicial, durante el gobierno de Federico Franco. Pero no pasó de eso, todos dejaron a los caazapeños con la ilusión perdida.

Sin embargo, ya nomás el gobierno de Horacio Cartes y sin mayores rodeos el ministro de Obras Públicas, Ramón Jiménez Gaona, dio orden de inicio de los trabajos y ahí está, en alrededor de 3 años se terminará el trazado principal que tiene 72,9 km, de los cuales 12,7 km corresponden a accesos y travesías urbanas en las ciudades de Caazapá, Moisés Bertoni, Maciel, Yegros, y Yuty. A esto hay que sumar la construcción de un puente sobre el río Pirapó.

Y pese a que desde el mismo MOPC se reconoce que se registraron retrasos en el cronograma de ejecución, como consecuencia de las intensas lluvias registradas, gracias a una moderna máquina adquirida, se garantiza la terminación del asfaltado para este año.

Vale también remarcar que ya se encuentra liberada toda la franja de dominio. La construcción de esta Ruta 8 fue adjudicada a la empresa coreana Ilsung, por un monto de G 351.417.857.025, IVA incluido, dinero que proviene íntegramente de fondos locales, constituyéndose en la contrapartida local para otras obras.

Se trata de una obra constituida en un sueño de hace décadas de los ciudadanos de varios distritos del departamento, en especial de la zona de Yuty, Fulgencio Yegros, Bertoni, Maciel y Caazapá.

Y sin dudas marca un hito dentro del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), porque fue la primera obra abierta a una licitación internacional con la cual se rompió con un viejo esquema que produjo un ahorro del 20 por ciento en los precios de estas obras en el mercado interno, los cuales se mantienen hasta la fecha.

Logro como éste es lo que no quieren reconocer los políticos oportunistas, sinvergüenzas y hasta ladrones. Aquellos que ya tuvieron oportunidad de hacer algo por el país y solo hicieron para sus bolsillos. Son los que más robaron durante los gobiernos anteriores y ahora hablan de honestidad y trabajo.

Y hablando de honestidad y trabajo, ¿Cuándo será que Efraín Alegre, por ejemplo, se animará a responder a las denuncias que tiene en su contra?, por su gestión en el MOPC. Porque, según las malas lenguas, él no metió la mano en la “lata” del Ministerio de Obras Públicas, sino directamente la llevó.

Y Efraín Alegre también fue otro gran mentiroso, porque había anunciado el inicio de la ampliación de la ruta entre Mariano Roque Alonso y Limpio. Es un gran cachafaz, que ahora se cree el impoluto, cosa que ni los liberales creen.

Commentarios

comentarios

Mira también

Suspenden otra vez la audiencia de antidrogas que balearon a menor

NUEVA ITALIA, Central.- Por tercera vez fue suspendida la audiencia preliminar para los agentes de …