Jueves , noviembre 23 2017
Inicio / Columnistas / Parasitología humana ya es una necesidad

Parasitología humana ya es una necesidad

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Cada vez parece más necesaria la parasitología humana, para acudir a la misma y clasificar las variantes y las categorías de esos humanos que viven a costa de otros o que se arriman al prójimo para vivir a sus expensas. En término más nuestro… para vivir a costilla de ellos.

La parasitología es la que posibilita conocer el comportamiento de virus, hongos, bacterias y demás organismos parasitarios. En nuestra política actual hay personajes a los que, genéricamente y con toda facilidad, se podrían integrar dentro de esta ciencia.

Mariano Roque Alonso puede ser la ciudad del “laboratorio experimental” para estudiar el fenómeno. Acá las autoridades municipales son consideradas “parásitas”, a más de la consabida incapacidad y haraganería de todas. La ciudanía se siente víctima de los vividores (quienes se desenvuelven con habilidad y aprovechan las circunstancias de su vida).

Es tan lindo ver a padres orgullosos de sus hijos, porque habían trabajado duramente para abrirse camino en la vida, para conseguir una situación desahogada y estable. Que habían sufrido mucho para situarse bien, con estudios, carreras difíciles, oposiciones, oficios especializados, etc.

Y tan injusto que muchos concejales roquealonseños, sin estudios y sin ningún esfuerzo, logran vivir como privilegiados millonarios. Y no es para menos, los 12 inútiles ediles se distribuyen unos G. 3.600.000.000 anualmente. Sí, no hay ningún error, son unos 3.600 millones de guaraníes en cada ejercicio fiscal la plata del pueblo que embolsillan.

Son la suma de jugosas dietas, gastos de representación, adjudicación de viajes al exterior y otros beneficios, todos pagados por los contribuyentes. Mientras tanto, la producción de ordenanzas y resoluciones y otros, que deben generar los concejales, es nula.

Hoy no incluimos a la intendenta Carolina Aranda (PLRA) en este grupo, porque si los legisladores comunales hacen sus trabajos dentro del marco legal, ellos mismos deberían adjudicarse esa impresionante ponchada de plata, porque son ellos quienes deben ejercer el control de primera instancia del uso de los recursos públicos. Sin embargo, nada de esto ocurre y son ellos los más beneficiados y no solamente ellos, hasta sus parientes y amigos.

Para ganar actualmente lo que ganan estos seudo representantes del pueblo ignoran la Ley nº 3966/10 “Orgánica Municipal”, que en su Art. 28 “sobre las dietas para concejales”, señala que el monto de la dieta que podrán percibir los concejales, “en ningún caso podrá superar los seis salarios mínimos mensuales por cada Concejal”.

Es decir, los ediles municipales no deben ganar más de 12 millones de guaraníes al mes y el presupuesto para los mismos no debe superar los 1.870 millones de guaraníes. Pero ellos se llevan G. 3.600 millones, lo que significa que la diferencia sería un robo y esto asciende a 1.730 millones de guaraníes anuales.

Otro punto de la referida legislación, que la Junta Municipal de Mariano Roque Alonso pisotea es la parte que dice que para el cálculo de los porcentajes establecidos para los concejales debe ser teniendo en cuenta los ingresos corrientes ejecutados.

Esto significa que no se deben tener en cuenta las transferencias que reciban las municipalidades de los Royaltíes, Fonacide, de los juegos de azar, etc. Pero ellos incluyen todos y hasta inflan a más no poder el presupuesto para calcular sus dietas.

La violación de la Ley Orgánica Municipal, en el punto mencionado, no es exclusividad de Mariano Roque Alonso, pero destacamos a ésta ciudad, porque aquí deben estar los concejales mejor pagados del país y así también los concejales más inútiles del país.

También deben ser los concejales más ambiciosos y como muestra basta un botón. Andrés Caballero (ex periodista de Canal 9) todavía ni se acomodó bien en la Junta y ya está pensando en ser diputado.

Otro ya lanzó su precandidatura para la diputación por Central, Julián Vega. Como buen “haragán” en la Junta tiene cabida entre gente de su misma condición, en el movimiento Colorado Añetete. Uno se pregunta ¿qué dirá Vega, por ejemplo, a la hora de recorrer la ciudad a pedir votos?  ¿Qué hizo por su ciudad? Nada, absolutamente nada.

Y aquí no hay ninguna excepción, todos los concejales son cortados por la misma tijera: Christian Jorgge, Delio Saldívar, Rafael Gómez y Félix Arrúa (PLRA), Jorge Magno Candia, Santacruz Garay, Manuel Verón (ANR), Alan Rodney Orué (Otto Concejal) y Felipe Brítez (Independiente).

Ese concepto de la ciudadanía, que son unos “parásitos”, sin dudas que es una hipérbole, pero por la duda deberían ser los primeros en pasar por el “laboratorio experimental” de la parasitología humana.

Commentarios

comentarios

Mira también

Marcela Bacigalupo, ministra de la Senatur.

Paraguay se promocionará como destino turístico en España

MADRID.- En el marco de los trabajos de promoción del turismo nacional a nivel global, …