Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Columnistas / Peligroso avance de la extrema izquierda

Peligroso avance de la extrema izquierda

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Néstor Ojeda Mendoza.
Néstor Ojeda Mendoza.

Las llamativas excentricidades en las últimas movilizaciones campesinas realizadas en la  capital del país, Asunción encabezadas por los conocidos agitadores de siempre, como los Elvío Benítez, Luis Aguayo, Jorge Galeano entre otros. Para la ciudadanía debe de constituir un toque de alerta en relación a los negros y tenebroso objetivos que persiguen, que es  la  intención de quebrar la institucionalidad del país,  sea el precio que fuere, utilizando como bala de cañón a los labriegos, en especial los del Norte de la región del país para el logro de sus reales objetivos.

La necesidad de los campesinos de la región Norte del Paraguay, pareciese como en la época de la tenebrosa dictadura militar que arreaba como manada de animales para el logro de sus insanos objetivos, desviándolos sin importarles  de sus reales objetivos.

 En verdad, no se puede ignorar a los campesinos que tienen muchos problemas, pero hay que entender que esta situación ya lleva arrastrando muchas décadas, y que se ha venido agudizando, sin que gobiernos anteriores hayan tomados medidas patrióticas a favor de ellos.

Esto lo saben perfectamente bien Elvío Benítez, Luis Aguayo, Jorge Galeano y tantos otros que están al frente de la movilización, que explotan al máximo las problemáticas campesinas, y en especial de estas últimas movilizaciones, con el firme propósito de catapultar al poder real de la nación a la extrema izquierda.

La llegada al poder o en el camino del abuso del mismo, en la antigua China de régimen comunista, han desviado perfectamente de sus reales objetivos, es decir trayendo más hambre de lo que ya estaba soportando su pueblo, manejado con un verticalismo real a ultranza.

En verdad en nuestro país, existe la desproporcionalidad de la real distribución de la riqueza en especial hacia la gente del campo. Pero…, no todo está mal en el país, semanas atrás,  el titular del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (INDERT), Justo Cárdenas,  ante una expresa directiva del actual gobierno presidido por Horacio Cartes Jara, profundizó el trabajo de la recuperación de las miles tierras mal habidas en poder de unos pocos terratenientes, y que vaya hacia su real interesado, el pueblo campesino agricultor, con una política subsidiaria, de manera a trabajarla y producirla mejor.

 Esta mala exagerada distribución de la tierra en el Paraguay, tuvo su punto máximo durante el gobierno dictatorial y unipersonal de Alfredo Stroessner, comprobado que hasta por irrisoria suma de guaraníes mil por hectárea adquirirían miles y miles de tierras, tanto en la región Oriental, y mayor exageración en el extenso Chaco. Sin duda alguna el actual gobierno de la nación a raíz de tantas irregularidades y abusos cometidos durante los gobiernos de turno, tiene la intención de poner en orden la casa, es decir caminar en forma institucional, cosa que se está demostrando y los beneficios están llegando a numerosas familias del Paraguay  que viven en extrema pobreza, producto de los malos gobiernos anteriores.

Los dirigentes renegados de la extrema izquierda, no son y no pueden constituirse en la tabla salvadora del pueblo paraguayo, solo está en sus ánimos crear caos, discordias y divisiones dentro de la sociedad nacional. En verdad,  llegaron hasta Asunción supuestamente en la búsqueda de soluciones para los miles de trabajadores del agro, el gobierno de la nación les buscó solución a sus reclamos. Sin embargo, llegaron al extremo en sus peticiones, que finalmente les cayeron sus caretas demostrando su real objetivo, que apuntan la toma del poder en el futuro, burlándose hipócrita y descaradamente  de los miles campesinos presentes en estas movilizaciones, que de esta manera fueron utilizados y arreados como manadas de animales hasta la capital del país.

Commentarios

comentarios

Mira también

Friedmann y González Daher, sí son colegas

Rodolfo Friedmann, quien detenta, usurpa una banca en la Cámara de Senadores, se refirió a …