Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Columnistas / Permanencia de la FTC en el Norte del país, es innegociable

Permanencia de la FTC en el Norte del país, es innegociable

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Néstor Ojeda Mendoza.
Néstor Ojeda Mendoza.

La permanencia y continuidad de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) en la región norteña del Paraguay se impone por la misma imagen del país. Los mal llamados grupos de izquierda instalados y agazapados en los montes, con adoctrinamiento similar a la Fuerza de Acción Revolucionaria de Colombia (FARC), no pueden seguir extendiendo sus brazos de fuerzas aniquiladoras en perjuicios y lamento de muchas familias paraguayas  y no paraguayas. Las personas de bien se instalaron en esa parte de nuestra geografía nacional con el objetivo de labrar la tierra con la intención de mejorar sus niveles de vida y el de sus familias.

EL mal llamado Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), muchos males ha producido a la sociedad nacional en su conjunto, los secuestros express, con solicitud de pedido de sumas millonarias a cambio de la liberación  de sus “presas”, porque ese es el mote que les otorgan a las personas en cautiverio para poder liberarlas nuevamente. Está  el caso del sub oficial Edelio Morínigo en poder de ellos con más 779 días de cautiverio en manos  de estos criminales escondidos en los montes de la región norteña del país.

La seguridad es imprescindible, más aún que hoy en día al Paraguay se lo ve desde  un ángulo totalmente diferente en comparación a gobiernos anteriores,  quienes solo se pasaban metiendo la mano en el erario público del Estado paraguayo, para robar a mansalva,  y nos constituíamos en la burla y la jocosidad de los países vecinos y de otras latitudes por la poca seriedad demostrada como República.

Los que están al frente de la Fuerza de Tarea Conjunta, constituida por militares y policías, deben ir fortaleciendo y perfeccionando cada vez más sus cuadros,  dotándoles de más espíritu combativo, infraestructura y recursos. Es la única forma de ir frenando y de a poco eliminar la acción de estos criminales que ya tantos males ha causado a muchas familias trabajadoras del Paraguay, por su animal acción.

El Congreso Nacional, de ninguna forma debe bajar la guardia, tiene que seguir respaldando y apoyando la continuidad de la FTC en esa parte del país con la intención de combatir a estos grupos de animales renegados que solo crean inseguridad y  zozobra a las familias en esa región que con su trabajo desean colaborar con el progreso del Paraguay.

El gremio de la producción, la Asociación Rural del Paraguay (ARP), más otras instituciones que colaboran con sus esfuerzos para el desarrollo del país están en su justo derecho de peticionar a las autoridades la permanencia de la FTC en el Norte, como lo hicieron recientemente ante el presidente del Senado.

El Paraguay necesita de seguridad para que pueda emerger como nación, y los grupos criminales con tintes de izquierda solo desean desestabilizar este proceso que en la actualidad está dando buenos frutos para la sociedad, en su conjunto gracias a un Gobierno serio. Los grupos criminales deben de ser combatidos con mayor acción para otorgar seguridad y tranquilidad a las personas que desean trabajar sin el “Jesús en la boca”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Friedmann y González Daher, sí son colegas

Rodolfo Friedmann, quien detenta, usurpa una banca en la Cámara de Senadores, se refirió a …