viernes , julio 19 2019
Inicio / Columnistas / Petta rodeado de gente de su calaña

Petta rodeado de gente de su calaña

Por: Cirilo Ibarra Enciso.
Por: Cirilo Ibarra Enciso.

Este “señor”, al que le adjudicaron el “apodo” de ministro, Eduardo Petta, sí que es un caradura de novela. La semana pasada publicó que “por primera vez en la historia que en diciembre el Ministerio de Educación y Ciencias comienza la distribución de los kits escolares a las escuelas del país”. Indirectamente dejó entender que es gracias a su gestión y de inmediato recibió la felicitación del presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Es increíble estos del “Gobierno de la gente”. Ellos creen que los ciudadanos son idiotas y se “tragarán” lo que dicen. Se están luciendo con los trabajos desarrollados durante la administración anterior, porque Eduardo Petta es un incapaz y lo que es peor, está rodeado de gente de su misma calaña, la que ya estuvo con él en la Policía Caminera y casi fundieron esa entidad.

Pero a decir verdad, no se puede esperar gran cosa de éste exfiscalito de Encarnación, de donde lo sacaron por mal desempeño de funciones; exdirector de la Policía Caminera, de donde salió con una denuncia de posible millonario robo. Después fue senador, por esas cosas de la vida, que son inexplicable. Ahí, se le perdió su identidad, porque entró por Encuentro Nacional y de repente se acordó que era colorado.

Lo que no perdió este personaje es su figuretismo, con lo que pretende disimular su incapacidad y chanterismo. Y además coloca en puesto clave a persona que tiene su misma “virtud”, como el caso de la directora de Bienestar Estudiantil del MEC, Killy Moleda.

Ésta es una persona prepotente y maleducada, que ya se ganó la mala voluntad de varios funcionarios de la cartera, especialmente de la dependencia que dirige. Ocurre que una persona prepotente descalifica a los demás, por considerar que sus opiniones no son válidas y se expone a que lo rechacen en muchos ambientes, se cargan el rechazo de muchos y en ocasiones terminan aislándose.

La Moleda es incapaz de entender la importancia de que en su entorno hay otras opiniones, experiencias y que cada persona tiene el derecho y la libertad de expresar lo que siente y piensa recibiendo de los demás el debido respeto. Ésta, a la que ya le tuvo Petta en la Caminera (2008-2011), es la que ingresa entre los prepotentes que consideran que quien no está de acuerdo con ellos no tiene la razón ni merece respeto. Su percepción radical les lleva a entender que el mundo está en su contra y está siempre a la defensiva.

En resumen, Eduardo Petta y la gente de su entorno, de aquella que “va cayendo al baile”, no van a hacer patria. Y si ahora, supuestamente lograron por primera vez en la historia comenzar la distribución de los kits escolares en diciembre, fue gracias al gobierno anterior.

Eduardo Petta y el propio “Marito” deben decir “gracias señor Cartes”. Cuántos ya se están luciendo con lo que dejó el gobierno de HC y en este caso de los útiles escolares, de manera especial debe resaltar su eterna gratitud al exministro de educación, Raúl Aguilera.

Pero como se nota que quien hoy funge de ministro tiene escasa memoria, es oportuno recordarle ésta información difundida en junio pasado. “El Ministerio de Educación dispuso el llamado a la adquisición de kits escolares. La ministra en ejercicio (en ese momento por un viaje del ministro), María del Carmen Giménez Sivulec, manifestó que se tomó la decisión de hacer un llamado plurianual porque los tiempos no alcanzan para cumplir con las exigencias del proceso de adquisición y distribución de kits escolares, por lo cual no han logrado llegar a tiempo con las entregas antes del inicio de clases”.

Esa información, por ahí puede recordar el “señor” Petta, generó varios comentarios, que apuntaban a que el llamado para proveer por dos años era “un golpe” del gobierno saliente. Hoy con el presidente Mario Abdo Benítez celebran eso que iba ser “un golpe”.

Históricamente, los principales factores que contribuyen a los retrasos anuales en la entrega de kits escolares, antes del inicio de clases, empiezan con el exigente proceso de adjudicación a los proveedores, que se inicia con la formulación de los pliegos de bases y condiciones, luego los períodos de tachas y reclamos, la adjudicación y las protestas, que en su conjunto pueden llevar más de seis meses de proceso.

Una vez efectivizados los contratos, los proveedores, por ley, pueden solicitar prórrogas por fuerza mayor. Los argumentos de fuerza mayor tienen relación con la recepción de insumos que se pueden ver afectados por factores externos como huelgas en los puertos de Uruguay o en la Receita Federal de Brasil, que impiden la llegada de los productos a nuestro país.

Otros factores de retrasos ya tienen relación con fenómenos climáticos y la falta de caminos de todo tiempo para llegar a las instituciones con una distribución oportuna de los útiles escolares.

¿Comprendió ahora ministro Petta, que para nada es su mérito el inicio de la distribución de los kits escolares? Pero bueno, como decía Joseph Goebbels, político alemán y ministro para la Ilustración Pública y Propaganda de la Alemania nazi, “Miente, miente, miente que algo quedará, cuanto más grande sea una mentira más gente la creerá”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Walberto Zárate es el mayor puerco

Walberto Zárate, el impresentable político colorado de Mariano Roque Alonso, concejal municipal para desgracia de …