Miércoles , noviembre 21 2018
Inicio / Impreso / El poder político baila al ritmo de los medios

El poder político baila al ritmo de los medios

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Desde la cabeza del Ejecutivo, pasando por jueces complacientes hasta la mayoría del Congreso, el nuevo oficialismo y sus aliados bailan la musiquita que hacen sonar los medios de Vierci y los Zuccolillo. Pero estos no tienen la menor intención de librar una lucha franca contra la corrupción, pues es sus casos sería una suerte de suicidio, sino que los utilizan a unos y otros como garrotes para castigar a sus enemigos.

Uno de los fenómenos más llamativos que ocurrieron después del golpe que derrocó la dictadura fue que algunos medios de comunicación, que en el último trecho de Stroessner se habían opuesto a él y fueron perseguidos, fueron apoderándose de un poder muy fuerte, llegando a marcar la hoja de ruta de los gobiernos que se sucedieron de allí en más.

Nos referimos específicamente a los medios pertenecientes a Vierci y a los Zuccolillo, que ejercieron todo su poder, manejando a su antojo a los 3 poderes del Estado, desde el presidente de la República hasta los jueces de la Corte, pasando por las cámaras del Congreso. Pero la cosa cambió radicalmente a partir del 2013, cuando Horacio Cartes, que había llegado al poder sin deber ningún favor a nadie, se plantó y cortó el chorro de los negocios con el Estado a los poderosos empresarios.

Esto hizo que la prensa se volviera la enemiga más encarnizada del gobierno, y transmitiera indicaciones claras de desestabilizarlo de cualquier manera a sus servidores de siempre, la oposición y la, entonces, disidencia colorada.

Pero el gobierno de Cartes terminó y las cosas volvieron a su cauce acostumbrado, y otra vez se nota que las autoridades del nuevo gobierno bailan al son de la musiquita que les tocan los diarios ABC y Última Hora. La muletilla que utilizan, una y otra vez, es que el objetivo de la lucha es contra la corrupción y en defensa de la Constitución, lo cual es absolutamente falso, porque no hay nada que interese más a esta gente que estos temas.

De hecho, que los poderosos empresarios periodísticos luchen contra la corrupción daría la absurda situación de que luchan contra ellos mismos, o intenten un suicidio, puesto que ellos están profundamente implicados en grandes hechos de corrupción. Lo único que pretenden es utilizar a los poderes del Estado como una suerte de garrote contra sus enemigos. Lo que les ha dado, hasta ahora, excelentes resultados.

Commentarios

comentarios

Mira también

Ateneo Cultural Lidia Guanes abrirá sus puertas como espacio gratuito

ASUNCIÓN.- El Ateneo Cultural Lidia Guanes abrirá sus puertas como centro de actividades transversales gratuitas …