Lunes , septiembre 24 2018
Inicio / Editorial / Preocupante postura de Marito

Preocupante postura de Marito

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Al presidente electo, Mario Abdo Benítez, parecen no preocuparle las críticas que ha generado el proyecto de Ley elaborado por Arnaldo Samaniego y Ramón Romero Roa –quienes hasta hace poco eran convencidos cartistas- que pretende unificar la Secretaría de Comunicación, la de Tecnologías de la Información, Conatel y Copaco en un superministerio al frente del cual estará el sobrino y leal empleado, durante 28 años, del poderoso empresario Antonio J. Vierci.

Ignorando las advertencias de que esta estructura daría demasiado poder a quien estará al frente, Alejandro Peralta Vierci, lo que permitiría dar las llaves de todo el espectro comunicación y tecnológico del Estado al tío empresario, Abdo Benítez dijo que la creación del Ministerio de Comunicación y Tecnologías de la Información es positiva porque se logrará la coordinación de acciones entre la Sicom, Senatics, Copaco y Conatel, “de modo a optimizar el gasto público y mejorar los servicios ofrecidos a la sociedad”.

Claramente evitó referirse al parentesco entre su futuro súper ministro y el dueño del emporio Vierci, posiblemente porque no tiene mucha explicación al respecto. Pero ni la ciudadanía ni la clase política es tonta y para muchos resulta claro que, no solamente la creación de este ministerio sino la persona que estará al frente, es el resultado de un pago de favores de parte del presidente electo al dueño del diario Última Hora que, abiertamente, lo apoyó durante las internas partidarias y también luego, durante la campaña de cara a las elecciones de abril.

El presidente del Partido Colorado y diputado Pedro Alliana fue muy contundente al manifestar esta conclusión porque no ve otra explicación a que se cree una superestructura para una sola persona. Además, no hay ninguna duda de que, al tener una relación tan estrecha, el poder que tenga Peralta Vierci beneficiará a su tío, más aún cuando tendrá a su cargo las licitaciones de las telefónicas y las frecuencias de radio.

Hay personas que ya están reaccionando ante este inminente peligro, como la diputada Cristina Villalba, quien originalmente fue una de las firmantes del proyecto, pero que ahora retiró su nombre del mismo. Parece obvio que algunos legisladores que se unieron a la presentación no leyeron el documento con la suficiente atención para advertir la realidad.

Lo peor que se puede hacer con este tipo de ideas es tomar la decisión entre cuatro paredes, a espaldas de la ciudadanía. Si Abdo Benítez piensa que es demasiado importante la creación de este ministerio, lo menos que puede hacer es convocar a audiencia pública para que la gente participe, discuta y averigüe cuál es la verdadera intención de esto.

Definitivamente, lo que no puede hacer el presidente electo es impulsar la aprobación de este proyecto entre gallos y medianoche, a escondidas, dando la espalda a la gente. Si, realmente, no tienen nada que esconder, y esto no es un pago de favores recibidos, tanto Marito como los proyectistas deben dar la cara y aclarar todas las dudas que se tienen, convenciendo a la gente de que no hay ninguna jugada turbia detrás de la creación del nuevo Ministerio.

Es preciso aclarar todas las dudas antes de que se avance en el estudio del tema, también para conseguir el apoyo de otras bancadas que en este momento ven el proyecto como algo muy peligroso para la libertad de prensa y la de competencia, ya que todo el sistema estará en manos del “tío Antonio”.

Commentarios

comentarios

Mira también

Por mal camino

Lo que se logró durante el gobierno del presidente Horacio Cartes no fue casualidad. Antes …