Martes , mayo 22 2018
Inicio / Impreso / Promueven la paridad, pero llega una mujer a la Vice y la fusilan

Promueven la paridad, pero llega una mujer a la Vice y la fusilan

Piden paridad, pero ahora se enojan porque Alicia Pucheta asumió en la Vicepresidencia.
FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

ASUNCIÓN.- Hay mucho ruido y pocas nueces en la postura de sectores feministas que exigen la aprobación de la Ley de Paridad, pero se rasgan las vestiduras cuando una de ellas llega al cargo más alto que haya alcanzado una mujer en este país, la Vicepresidencia de la República. Se enojan si se les dice “feminazis”, pero es exactamente así como actúan.

Alicia Pucheta es una mujer con amplia experiencia en el campo jurídico y ha roto esquemas siendo la primera fémina en llegar a la Corte Suprema de Justicia y, poco después, al presidirla. Esto significa que no es cualquier mujer, sino una que durante toda su vida ha demostrado estar a la altura del competidor más preparado y capaz.

Pero resulta que las feministas que presionan a los legisladores para que aprueben la ley que exige que el 50% de todos los cargos pluripersonales sean ocupados por mujeres, sin importar que sean o no capaces, se indignan cuando una de su mismo género, que no necesitó ninguna “paridad” impuesta para alcanzar sus metas, es elegida para la Vice.

Es más, hasta estaban dispuestas a apoyar a Eduardo Petta para el cargo, un tipo que no tiene ni la mitad de preparación, capacidad y experiencia que Pucheta, cuyo único pecado fue haber sido electa por el presidente Horacio Cartes para que ocupara primero la Vicepresidencia y luego la Presidencia de la República.

“Pucheta no nos representa”, dijo Desirée Masi en la sesión del Congreso en donde se designó a la exministra de la CSJ para el cargo que había quedado vacante luego de la renuncia de Juan Afara. Y debe ser cierto ya que la nueva vicepresidenta es una persona racional y comedida, no acostumbrada a los escándalos ni a imponer sus ideas con prepotencia. Tampoco acostumbra a utilizar grupos de Whatsapp para conspirar para que un sicario mate al presidente de la República.

Así que para Pucheta debe ser casi un honor que Masi no se sienta representada por ella, una mujer acostumbrada a lograr sus objetivos en base a escándalos. Además, resulta casi irracional que una persona bien identificada por presionar a la Corte Suprema de Justicia para evitar que su marido vaya a la cárcel por lesión de confianza, tenga el atrevimiento de criticar posturas de la exministra que no respondieron a sus intereses. Y como Masi, otras tantas “feminazis” pretenden incendiar a Pucheta, exclusivamente porque nadie les consultó a ellas a la hora de elegir a la primera mujer vicepresidenta del país.

Commentarios

comentarios

Mira también

Alicia Pucheta, vicepresidenta de la República del Paraguay. Foto: @Radio970AM.

Para Pucheta, elección de Maduro es “ilegítima”

ASUNCIÓN.-  La presidenta en ejercicio, Alicia Pucheta, manifestó que la elección de Nicolás Maduro como …