Domingo , noviembre 18 2018
Inicio / Editorial / Querida Rosa…

Querida Rosa…

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Rosa Pereira. Su perfil en Facebook revela que es una persona normal. Una ciudadana avispada. Profesional arquitecta. Con fotos de hijos felices, etc.

Escribió algo en su Facebook  que nos llamó la atención. La gente usa las redes para putear más que nada. Son pocos, aunque cada vez más, quienes se animan a decir simplemente lo que está bien, aunque de pronto ello les cueste un disgusto por las cosas que escriben  los otros, los que lo ven todo negro y sin posibilidades de redención.

Rosa dijo simplemente que había escuchado a campesinos y gente agradecida por la acción del gobierno en San Pedro, que es real, la presencia estatal en la región se ha multiplicado extraordinariamente respecto a otros gobiernos. Se entendió bien claro y fuerte que la pobreza no se va a eliminar con represiones y “corralitos”, sino ayudando efectivamente a desarrollar a la región, sacando a la gente de los cinturones de pobreza extrema, donde pueden ser manipulados fácilmente por inescrupulosos, como los  encabezados por los operadores del terror del Frente Guasu.

Pero Rosa Pereira, arquitecta, dijo algo más que nos llamó poderosamente la atención. Lo ponemos en mayúscula por la importancia que tiene: ESTE GOBIERNO HABLA POCO Y HACE MUCHO.

Cierto. Muy cierto. Y es bueno que haga mucho. Pero es muy malo que hable poco. El gobierno, pese a todos los esfuerzos que se hicieron para incorporar a comunicadores con algún oficio, a asesores en la materia, etc., sigue comunicándose muy mal. La gente pobre, por ejemplo, sigue con la impresión de que se trabaja solamente para los ricos, un estigma muy inmerecido porque más que nunca se hacen cosas por los“sectores vulnerables”, como se dice ahora, pero resulta que nadie refuta esa leyenda negra que rebota de boca en boca, de medio a medio y finalmente se convierte en una mancha de aceite que desvirtúa ante el pueblo todo lo bueno que se está haciendo.

Ayer nomás la SENAVITAT, mostró sus números. Fueron irrebatibles. Silenciooo total en las redes. La jovenzuela al frente de la institución debe ser un ejemplo para los demás organismos del Estado que le están poniendo el pecho a los programas sociales.

Que uno por uno, muestren sus números. Cuánto hicieron los anteriores gobiernos. Y cuánto se ha hecho en el presente. Y cuánto implica el aumento logrado. Cuánto dinero se ha invertido en ello. Así, entidad por entidad, hasta que la gente se canse de ver cuál es  la realidad.

Por qué el gobierno no habla, se calla, cuando tiene tanto que mostrar. Ahora con las manifestaciones espurias de los cooperativistas chuchis, todos ellos con sus camisetas nuevitas,  que no quieren pagar impuestos como cualquier hijo de vecino y los frentistas de Eusebio Ayala, comerciantes negreros, acicateados por ABC, que intentan chantajear al gobierno con el tema de Metrobús, hay incluso una sensación ciudadana de zozobra, totalmente artificial, que nadie se ocupa se disipar.

De modo que Querida Rosa, quizás no haya más remedio que salir a hablar. Que se escuche en las redes el repique de los violentos, pero también de la gente que quiere sinceramente, sin chupamedismo, elogiar lo que se está haciendo bien. A lo mejor se puede remediar en algo que el gobierno “no hable”.

De paso alejar los fantasmas que están sembrando discordia en las calles en  estos días de extraña canícula, intentando hacer prevalecer sus sucios intereses, al bien de la mayoría absoluta de la gente común como vos y yo.

Commentarios

comentarios

Mira también

Sí, importa

Las redes sociales estuvieron divididas ayer entre quienes aplaudían la decisión del Senado, de terminar, …