Jueves , diciembre 14 2017
Inicio / Columnistas / Senador y fiscal son corruptos “Añetete”

Senador y fiscal son corruptos “Añetete”

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

Nadie dice que todos los adherentes del movimiento Colorado Añetete son corruptos y sinvergüenzas, tal vez no sea tan así. Sin embargo, al parecer todos los sinvergüenzas y corruptos tienen, sin más trámites, cabidas en ese grupo.

Hoy, la referencia es al senador Enrique Bacchetta y al fiscal Gustavo Yegros, quienes serían los abanderados (entre tantos otros) de la sinvergüencería y algo más. Ambos son de la carpa de Marito Abdo Benítez. El parlamentario, según las denuncias, fue siempre protector de corruptos jueces y fiscales, desde su época de presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados.

Pero ahora hay un caso reciente y concreto, el del fiscal Gustavo Yegros, de la Unidad Penal nº 1 de la ciudad de Fernando de la Mora. El mismo fue recusado por un ciudadano de Villa Elisa, Diego Alberto Galeano Escobar, por supuesta parcialidad manifiesta y una falta de objetividad.

Sin embargo, ni fue analizada su petición, porque habría estado operando a favor del agente fiscal el senador Bacchetta. En propia esfera de la Fiscalía General del Estado trascendió que Gustavo Yegros sería inamovible, por tener la protección del parlamentario del movimiento Colorado Añetete.

Ante esta situación, ya comienzan los comentarios antojadizos, con el agregado de “entre bueyes no hay cornada”. Se menciona que Yegros es un “corrupto fiscal”, por sus antecedentes, especialmente por sus actuaciones en Ciudad del Este. Como muestra basta un botón y se recuerda que hace alrededor de 5 años estuvo involucrado en un caso de supuesta coima para desestimar un proceso de presunto lavado de dinero.

Tras aquel suceso fue trasladado a Fernando de la Mora y aquí de vuelta es denunciado por un fuerte tufo a corrupción. El agente del Ministerio Publico y el senador Bacchetta “trabajarían” juntos para “desplumar” a quienes caen en la Unidad nº 1 de la Fiscalía de Fernando de la Mora.

El caso que involucra a Diego Alberto Galeano Escobar es de una simple riña callejera (la causa: hecho punible de lesión). Pero la cuestión es que el imputado Galeano Escobar sería bastante solvente, por lo que el objetivo sería sacarle la mayor cantidad de plata posible. ¿Será para la campaña de Colorado Añetete?

El presunto agredido sería un guardia de seguridad, identificado como José Domingo Mazzacote y de acuerdo a las averiguaciones realizadas en el Ministerio Público, el denunciante no presenta ni un diagnóstico médico de las supuestas lesiones. Sin embargo, el denunciado sí presentó prueba hasta de una intervención quirúrgica en el Centro Médico Bautista, producto de la agresión que sufrió en el incidente que protagonizó con la supuesta víctima.

La recusación fue presentada al propio Fiscal General del Estado, Javier Díaz Verón. Pero, la traba para apartar al fiscal vendría del senador Enrique Bacchetta.

Y no sería nada extraño, porque éste parlamentario tiene esa maldita “costumbre”. En el 2010, siendo presidente del Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados, fue denunciando por encubrir a jueces y fiscales procesados. Por ejemplo, el fiscal Daniel Fleitas,  imputado por un crimen, no fue suspendido por el órgano juzgador, por supuesta influencia del senador.

En el 2014, el asistente de Bacchetta fue el nexo del fiscal Rubén Villalba en una presunta coima. Fue quien entregó personalmente el dinero a Villalba, según grabaciones de la Fiscalía. Sería uno de sus varios intermediarios, Ariel Venialgo, quien trabajaba diariamente con el parlamentario.

Entonces Venialgo fue detenido al cobrar supuestamente en nombre del fiscal G. 43.500.000 de Daniel Mitjans, un abogado imputado quien denunció la presunta extorsión.

Asimismo, Bacchetta fue sindicado como responsable de la remoción del fiscal adjunto y jefe anticorrupción, Carlos Arregui, en el 2014. Previamente, el se senador amenazó, durante la sesión de la Cámara Alta, con la remoción de los fiscales.

Pero las “perlitas” de Bacchetta no terminan ahí, suman y siguen. Es normal escucharle al parlamentario referirse a los oficialistas (del Honor Colorado) destacando que “actúan como padrinos de la mafia” e insinúa que el Jefe de Estado es el jefe. Se suele decir que de la mafia solo se puede hablar desde adentro, es decir, quienes integran la misma. Si uno sale de ese ámbito más vale callarse. Bacchetta habla, ¿Por qué será? Además, éste senador cuando pasó a filas del movimiento Colorado Añetete, al parecer ahí recién comenzó a entender lo que es la mafia. Antes, en la época de su militancia en Honor Colorado jamás se refirió a la mafia y hasta hablaba de la honorabilidad del señor Horacio Cartes y que era “el fiel intérprete de los sentimientos del pueblo paraguayo”. Aun retumban hasta hoy aquellas expresiones de Bacchetta.

Por favor “señor” senador. Ud. ha decepcionado profundamente la voluntad popular. Su aporte en beneficio del pueblo es total y absolutamente nulo.

Commentarios

comentarios

Mira también

El estrés y la depresión son más comunes de lo que parecen en una época donde no todo es alegría y regalos

Depresión navideña: Cómo combatirla

WASHINGTON.- Los últimos meses del año son sinónimos de alegría, regalos y decoraciones coloridas que …