Jueves , abril 19 2018
Inicio / Columnistas / Sin candidato y sin propuesta para el país

Sin candidato y sin propuesta para el país

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso
Por: Cirilo Ibarra Enciso. Periodista de ADN en Mariano Roque Alonso

A escasos siete días de las elecciones nacionales, decir que la oposición se encuentra sin candidato y sin propuesta para el país, no sería ninguna exageración. Hablar de Efraín Alegre, por ejemplo, es hablar de un “don nadie”, de un fracasado. Y al hacer referencia a su dupla, Leo Rubín, hay que decir que “no pega ni como un chicle”.

Sin embargo, como diría el analista político venezolano, José Vicente Rangel, lo que hacen hasta hoy, en su campaña proselitista, es “el ejercicio arrogante de la oposición”. Y esa situación no hará otra cosa que ratificar que el nivel de frustración no será solamente alarmante, sino patético.

A los dos mencionados, que conforman la pareja que quiere llegar al Palacio de López, habría que sumarles a Fernando Lugo y Blas Lanzoni, otros dos supuestos referentes de la “Alianza Ganar”, pero ellos son peores aún. Y dentro de este panorama, se observa que la oposición carece de una alternativa que satisfaga al pueblo y sin más argumentos recurren a los insultos a los gobernantes.

Si por ahí, por una de esas grandes desgracias, ganan las elecciones, fortalecerán una coalición ambiciosa, que sólo reproducirá en la Presidencia de la República los vicios que son propios de los opositores cuando llegan al poder. Y hoy mismo ni ya disimulan que solo tienen la ambición de ganar el poder por el poder mismo.

El supuesto proyecto de nación que presentan, es populista, asistencialista y Efraín Alegre busca el apoyo de los empresarios ofreciendo beneficios económicos, sin tener un modelo industrial. Además carece de una política económica alternativa y basa su popularidad en el engaño a electores más necesitados.

El analista Rangel lanzó algunas preguntas a la oposición en su país, pero parece que lo está haciendo a los Alegre, Rubín, Lugo, Lanzoni, entre otros. Dice: ¿Cómo puede ser opción atractiva una oposición errática que siempre genera confusión en su propia gente? ¿Cómo le pueden creer los seguidores a dirigentes cuyas característica principal es la comisión sistemática de errores?”.

Aunque esos de errores generan ciertas dudas, porque los antecedentes de Alegre, Lanzoni, Lugo, en las administraciones públicas, indican más bien que sus nefastas actuaciones fueron con “premeditación y alevosía”, nada que ver los errores.

El exgobernador de Central, Blas Lanzoni, presenta como única propuesta-promesa, derrotar a Horacio Cartes. Nadie le habrá dicho que mejor hubiera sido tratar de explicar a la gente lo que hizo de los 5.000 millones de guaraníes presupuestados para la alimentación escolar en el departamento Central.

O ensayar algún justificativo al presunto gran negociado que habría concretado con los coreanos. Fue cuando los supuestos técnicos orientales llegaron a nuestro país y “trabajó” con la Gobernación Central. Entonces el cuento de Lanzoni fue que en 45 días se iba a sanear las aguas del Lago Ypacaraí. No pasó absolutamente nada.

Otra muestra de la total falta de propuesta para los electores fue la evidente instigación a los presuntos “sintecho” para atropellar e invadir el predio del Cuartel de la Victoria. La mayor parte de los invasores tiene que ser gente de Lanzoni, porque madres con sus hijos, jóvenes, fueron “arreados” de San Antonio, Villa Elisa y Ñemby.

Y basta también observar a quienes les sigue el líder de los “sintecho”, Rodrigo Rojas. Sería activista político del PLRA y seguidor de Fernando Lugo. Era evidente que la maniobra formó parte de la desesperada búsqueda de votos para el próximo domingo.

Sin embargo, esta vez el tiro le salió por la culata. A más de la idea de cosechar adherentes, el proyecto habría sido desacreditar al gobierno y hasta buscar alguna víctima, un nuevo Rodrigo Quintana, como lo lograron en aquella noche de la quema del Congreso, el 31 de marzo del 2017.

No logró la reacción de la fuerza pública, no se buscó el desalojo, solo se gestionó la salida pacífica, cosa que descolocó a los políticos instigadores, porque para ellos, para que una movilización sea “exitosa”, tiene que haber muerte.

Así también se encontraron con algo que no esperaban, la reacción de la gente, saliendo en defensa de la propiedad militar. Entonces, sin otra alternativa, pero siempre buscando conflicto, los cientos de adultos y niños llegaron hasta la Plaza de las Armas, frente al Congreso Nacional, para “exigir al Estado que cumpla con sus promesas de brindarles un terreno digno donde construir sus viviendas”. Increíble, justo pocos días antes de las elecciones generales.

Los “sintechos” llegaron a la plaza a bordo de 17 unidades de transporte público. ¿Quiénes pagaron esos ómnibus? Supuestamente los mismos invasores, pero todo apuntan a los liberales, en especial a Efraín Alegre como el principal responsable de la referida movilización.

El candidato a la presidencia de la República, como era de suponer, negó todo. Y Rodrigo Rojas aseguró que los gastos de comida y traslado se consiguen a través de aportes de todos los invasores. ¿Y de dónde sacan plata?  Es muy evidente que son haraganes, por eso pueden apostarse todo el tiempo, ahora en la plaza. Basta “señores” de Alianza Ganar de utilizar a los más necesitados, buscando votos.

Commentarios

comentarios

Mira también

Cerro Porteño ya fijó los precios de las entradas para recibir al 3 de Febrero, en la Nueva Olla.

Fijan precios de entradas para recibir al 3 de Febrero

ASUNCIÓN.- La directiva azulgrana ya estableció los precios de las entradas para el partido contra …