Domingo , septiembre 23 2018
Inicio / Editorial / SIN HC, DICTADURA ES LA QUE SE VIENE

SIN HC, DICTADURA ES LA QUE SE VIENE

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

El gobierno de HC se enfrenta sin duda a una formidable conspiración. Tendrá que hacer extremadamente bien los deberes y ver el modo de articular ahora más que nunca alguna contraofensiva contra sus poderosos detractores de modo a cerrar con alguna posibilidad de éxito su administración.

Terribles enemigos del Gobierno, los dos grandes diarios y el grupo de traidores liderados por el miembro de la tierna podredumbre stronista, el famoso “Marito”, que salió de la sombra de su insigne progenitor y churro ro-ópe, ahora quiere ser el centro del universo. ¡Que ridículo¡ y pensar que hay gente con algún seso que lo sigue. Stronista de nuevo cuño y nada más.

ABC le da con todo. Día y noche. Fíjese el lector como tituló la noticia de la entrega de las planillas con las firmas para el rekutu, vía enmienda.

En marcha proceso para pisotear la Constitución

Y en la bajada

“Nefastos personajes como “la madrina” y un exintendente imputado estuvieron en el acto. Cartes “alinea como velas” a sus ministros para que se sumen a la campaña del rekutu. Justicia Electoral admite que nadie hará una revisión de firmas que aparecen en planillas. Senador opositor desnuda que documentos presentados no cumplen requisitos legales”

El otro diario, el quebrado Última Hora, del supuesto autista “Don Antonio”, trata de seguirle los pasos al otro y tituló

“Cartismo buscará anular la sesión que rechazó enmienda”

Y en la bajada

“La senadora y ex titular colorada Lilian Samaniego  dijo que negocian los votos e instó a participar del debate para ver como abolirán la sesión del congreso”

Al hojear los dos diarios todas son bombas contra el tema de la reelección. Pecado mortal. Nada está bien a partir de esa iniciativa. Cronistas, columnistas, editoriales, entrevistados “especiales”, gotean furia contra la posibilidad de reelección del presidente Cartes.

No les importa nada. Hablan de pisotear la constitución, ruptura del orden constitucional, etc, a boca llena, como si ello fuera moco de pavo, como se dice vulgarmente.

Y grandes columnistas, prestigiosos periodistas, en otro tiempo, aducen que el tema no se puede volver a tratar hasta dentro de un año. Le dan plena validez, por supuesto, a la artera maniobra,  completamente ilegal y anti ética, de presentar un proyecto, exclusivamente para rechazarlo, dándose la infame actitud del proyectista ¡¡¡votando en contra de su propio proyecto¡¡¡. Pero esto es una maravilla, según nuestros “líderes de opinión”. Lo otro no.  Es bandidaje “para pisotear la Constitución”. Nos imaginamos los titulares el día en que ello suceda supuestamente.

Y en el Senado, los agavillados stronistas, que son los verdaderos responsables del problema, ya que Desirée y los suyos, están en su papel, poniéndole palos a la rueda de todo lo bueno que está haciendo el gobierno. No importa la aprobación de todos los organismos internacionales habidos y por haber. No importa el explosivo crecimiento de las obras públicas, las inversiones, correctas, el arreglo de los problemas campesinos, etc. Para que hablar de las 20.000 viviendas para febrero.  No. Nada. Nada. Nada. Cartes no tiene que estar en la carrera presidencial. Marito tiene que ser el candidato colorado y listo.  ¡Qué espectacular ¡. Aunque el país se venga abajo pe añamemby.

Y lo raro es que dos ricachones con inmensas fortunas y muchísimo que perder como “don Acero” y “don Antonio”, le dan oxígeno a estos sinvergüenzas para el retorno de un régimen stronista ladrón y mentiroso, como el que se fue, por supuesto. Todo se vendrá abajo y Dios no quiera que haya hordas asaltando los supermercados y los shoppings, ¡¡¡allí te quiero ver paloma¡¡¡.

Que torpes son. Pisan el palito y hablan de la dictadura de HC. Hay que ser estúpidos. ¡¡¡Dictadura es la que se viene si logran su objetivo señores¡¡¡¡.

Commentarios

comentarios

Mira también

Así no, Cachito

    No hay nada que cueste más que tener tolerancia ante quienes hablan mal …