Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Columnistas / Surge el EEPP (Enemigos del EPP)

Surge el EEPP (Enemigos del EPP)

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter
Por: Telmo T. Ibáñez Jara (telmoijara@gmail.com)
Por: Telmo T. Ibáñez Jara (telmoijara@gmail.com)

Con el último atentado en Arroyito, distrito de Horqueta, departamento de Concepción, se puede decir que surgió el Ejército de Enemigos del Pueblo Paraguayo (EEPP), como respondiendo al Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP), que viene aterrorizando a toda la zona norte del país con una decena de víctimas fatales, en su mayoría de humildes orígenes.

Nunca antes el EPP cayó tan bajo tras el cobarde como vil atentado que segó la vida de 8 militares de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC), a dos semanas de aquella tétrica mañana, aún retumba en el ambiente nacional el repudio generalizado de la ciudadanía paraguaya como desde el exterior por tan tremendo como grave suceso.

Al aparecer un grupo subversivo armado en la zona boscosa del norte del país, que se autodenominó inicialmente como Ejército Popular Paraguayo con las mismas siglas (EPP), llamó poderosamente la atención, incluso se ganó de numerosos adeptos y hasta se aplaudió algunos de sus ataques. Varios de sus reclamos coincidieron con los anhelos de una gran mayoría.

Los integrantes del nuevo grupo de seguidores al estilo de Robin Hood, personaje que asaltaba a los ricos para repartir a los pobres o directamente a los cobradores de impuestos en Inglaterra para restituir al pueblo, se ganó muchos adeptos por complicidad, comodidad o el terror que éstos infunden.

A pasos agigantados los “revolucionarios defensores del pueblo” fueron cultivando el miedo, con sus terroríficos ataques, sin respetar tan siquiera a mujeres ni personas de avanzada edad, colateralmente sin importarles a los huérfanos o desamparados que dejaban a su paso.

Pero el peor crimen lo cometieron aquella negra mañana del sábado 27 de agosto, cuando un grupo de uniformados se dirigía a Concepción para compartir con sus respectivas familias una jornada de franco y a su vez realizar trabajos inherentes a la FTC, pero la comitiva fue emboscada, dejando el peor saldo de un atentado contra los militares en los últimos tiempos, 8 víctimas fatales.

Puede que sea el origen del EEPP, ahora quizás se tome en serio este flagelo que hace ya casi 2 décadas azota con dureza al norte del país luego de una tímida aparición entre los departamentos de San Pedro como Canindeyú.

Es momento de que la ciudadanía honesta sume esfuerzo para iniciar una lucha frontal contra este peligroso grupo que rebasó y sobrevivió a varios gobiernos nacionales, probablemente ya mezclado con el narcotráfico y otros grupos de delincuentes.

A su vez la FTC debe obrar con mayor responsabilidad y madurez, enviar a hombres más preparados profesionalmente, castigar a quienes solo buscan las bonificaciones y peor a los que protagonizaron hechos bochornosos como los comprobados en fotografías publicitadas en los grupos virtuales y de ahí a los medios masivos de comunicación.

Ya no es momento de experimentar zozobras, sobresaltos, amenazas, amedrentamientos en nombre del EPP, pero para ello la FTC debe recuperar la credibilidad con verdaderos patriotas que tienen la gran responsabilidad de revertir tan mala publicidad que por tanto tiempo se ha promocionado sin importar los daños negativos causados.

Momento oportuno para que el Gobierno Central insista con una lucha a brazo partido contra el EPP, con más programas sociales que aliviarán las necesidades que hace añares se sufre en ésta parte del país, solo de ésta forma se podrá desalentar la ideología de quienes desde la clandestinidad buscan por todos los medios desestabilizar.

Commentarios

comentarios

Mira también

Taller de capacitación sobre “Arqueología: Ciencia, Cultura y Turismo”.

Capacitan en “Arqueología: Ciencia, cultura y turismo”

ASUNCIÓN.- Funcionarios de las Misiones Jesuíticas de Santísima Trinidad y de Jesús de Tavarangüé, en …