jueves , noviembre 21 2019
Inicio / Sin categoría / Taiwán y Paraguay, deben desarrollar ya otros negocios

Taiwán y Paraguay, deben desarrollar ya otros negocios

José Rojas.
José Rojas.

Es hora que Paraguay obtenga otros tipos de beneficios de un histórico relacionamiento con Taiwan. Paraguay es tan importante para la isla de Formosa como lo es para Israel; por todo lo que cuenta la historia de relacionamiento política.

El Gobierno paraguayo, desde todos los tiempos, desde hace cerca de 60 años se bancó las críticas de casi todo el mundo por su reconocimiento como República independiente contra el permanente acoso político y bélico del gigante asiático que tiene por vecino.

Llegó el momento del retorno de seis décadas inquebrantable apoyo. La administración Cartes fue a eso a buscar que Taiwán cambie la visión de apoyo político a cambio de asistencialismo.

Es un modelo a seguir, es un ejemplo Taiwán, decía Gustavo Leite, ministro de Industria y Comercio, quien acompañó al presidente Horacio Cartes y ambos fueron a desarrollar un plan que pretende convencerlos de que Paraguay tiene condiciones inmejorables para ser considerado socio de negocios.

Claro que a Paraguay le falta mucho. Taiwán ha conseguido pasar del estatus de isla agrícola pobre al de potencia económica líder en la fabricación de productos de alta tecnología. Administra una economía capitalista dinámica en la que el control de las inversiones y del comercio internacional por parte de las autoridades está disminuyendo gradualmente, según informes de organismos internacionales de calificación de riesgo país.

Estructuralmente muy expuesta a la evolución de la economía mundial; las exportaciones representan dos tercios del Producto Interno Bruto (PIB), la isla está sometida al enfriamiento económico de sus socios comerciales, en especial de la zona euro y Estados Unidos.

En 2014 cerró con un crecimiento del PIB del 3,5%; pero también sufrió una retracción y pese a ello en 2015 cerró con un crecimiento de 2,2%, según datos oficiales del Gobierno taiwanés.

Las políticas macroeconómicas de Taiwán son sanas y su posición exterior es sólida. Y esta es la fase que Paraguay debe aprovechar y el puntapié inicial lo dio Cartes al proponer a Taiwán se convierta en puerta de puerta de entrada a un ambicioso y deseoso mercado de alimentos. Podría ser este el inicio de un cambio real de la visión taiwanesa de Paraguay.

Un enfoque positivo permitirá abrir una nueva dimensión en la relación entre ambos países. Después de esta visita, reforzada con otros contactos ya quizás del sector privado comenzarán a fortalecer negocios entre compañías taiwanesas y paraguayas.

Paraguay no solicitará un acuerdo gracioso de Taiwán. El sólido crecimiento de los diez últimos años de Paraguay lo convierten en una plataforma válida; garantizada de entrada al Mercosur y a la Región.

El FMI acaba de presentar sus previsiones para este año y Paraguay es el país que más crece de Latinoamérica después de Panamá. Supera a Brasil y Argentina, ambos sumergidos en serios problemas financieros y políticos.

Una apreciación que Taiwán no podrá dejar pasar por alto es que Paraguay hoy tiene una serie de aliados que lo convierten en base importante de negocios mirando los gigantes del Mercosur. Privilegiada ubicación para la producción de alimentos, bebidas, textiles, autopartes y otros rubros para el mercado mundial. Incluso tecnología, en un futuro no tan lejano.

Paraguay es un país competitivo; la información llegó a Europa y Asia. Taiwán lo sabe y es este el momento que debe honrar con negocios 60 años de hermandad política.

Commentarios

comentarios

Mira también

Nuevo balance oficial en Chile: el número de muertos por las protestas subió a 18

SANTIAGO. Tres personas, entre ellos un niño de 4 años, se sumaron al listado de …