Viernes , octubre 20 2017
Inicio / Editorial / El TEP debe ponerse fuerte

El TEP debe ponerse fuerte

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

Los pingos ya están en la cancha y empieza el tramo final de las internas partidarias simultáneas. Aunque todos los partidos que pretenden competir en las elecciones generales del año próximo tendrán sus primarias en diciembre próximo, es indudable que la contienda colorada es la que despierta mayor interés, sobre todo por la percepción de que allí se definirá quién será el nuevo presidente de la República para el período 2018-23.

Al finalizar la inscripción de los precandidatos empieza el trabajo real del Tribunal Electoral Partidario y es el momento en el que debemos estar más atentos a que todo transcurra de manera normal, sin presiones ni subterfugios de ninguna naturaleza. Porque es este el momento en el que las fuerzas oscuras, esas que saben que no pueden ganar sin recurrir a la trampa, actuarán con mayor astucia.

Nadie puede dudar de que la visita que el presidenciable de Colorado Añetete, Mario Abdo Benítez, hizo a los miembros del TEP justamente el último día de inscripción, tuvo la clara intención de presionarles abierta y alevosamente con la famosa muletilla de la denuncia internacional en el caso de que, supuestamente, no exista la suficiente transparencia en el proceso electoral.

En realidad, a Marito y sus seguidores no les importa la transparencia sino que los resultados les favorezcan. Así que la verdadera intención de esa visita fue hacer saber a los integrantes del tribunal partidario que se exponían a ser escrachados internacionalmente si no hacían que los resultados fueran favorables para la disidencia.

El trabajo del TEP colorado siempre ha sido respetado por todos los sectores en pugna y, más allá de los resultados, ganadores y perdedores han sabido aceptarlos en el convencimiento de que el proceso fue limpio y transparente. La pretensión de Marito de poner en duda esta trayectoria, no es más que un intento de abrir el paraguas para cuando los resultados de las internas les sean desfavorables.

De hecho, el líder de los añetete ya había manifestado su intención de impugnar la precandidatura de su rival, el oficialista Santiago Peña, porque sabe perfectamente que la única forma de ganar las internas y convertirse en el candidato colorado a la Presidencia de la República es por walkover. Por lo tanto, la advertencia a los miembros del TEP no es más que otra jugarreta destinada a ensuciar la cancha para impedir que el pueblo colorado pudiera manifestar libremente su decisión y elegir a quien considera el más apto para representarlo en abril del 2018.

Por eso es que debemos estar atentos. Y por eso es que los miembros del tribunal colorado deben mantenerse fuerte y alerta para no caer en presiones y engaños absurdos, con el objetivo de torcer los resultados y desobedecer a la voluntad popular.

En las internas coloradas del 17 de diciembre se enfrentarán no solamente 2 precandidatos, sino 2 modelos diferentes de país; uno, que ya está a prueba desde hace 4 años y que demuestra de manera contundente que un Paraguay diferente es posible si se tiene la voluntad política necesaria para volverlo realidad. El otro, el del pasado y el oscurantismo, es el que piensa que la manera de gobernar debe basarse en la presión, los entuertos y las agresiones. No tenemos ninguna duda de cuál de los 2 modelos es el que elegirá el pueblo republicano.

Commentarios

comentarios

Mira también

El fuego de la desidia

Lo escuchamos en la 107.5 de CDE, retransmitida localmente por Radio 1000. Uno de los …