Martes , septiembre 25 2018
Inicio / Editorial / “Truchos” deben dejar el Senado

“Truchos” deben dejar el Senado

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

A una semana de haberse realizado la sesión preparatoria del Senado, resulta cada vez más preocupante que se siga dilatando la solución del problema que hace que en su seno activen dos senadores truchos, que participan de todas las decisiones, las que no pueden ser legales ni normales mientras ellos tengan algo que ver.

El luguista Jorge Querey dijo ayer que Rodolfo Friedmann y Mirta Gusinky ya son senadores, no solamente porque juraron como tales sino porque participan de las actividades del Senado, incluida la elección de la mesa directiva. Nosotros sostenemos una tesis diferente; la permanencia de los dos en la cámara podría resultar finalmente en que todos los actos en los que participaron pudieran ser atacados como ilegales o nulos.

¿Por qué insistimos en que Friedmann y Gusinky son truchos? Porque en las elecciones de abril pasado, los electores votaron por 17 senadores colorados, entre ellos, Horacio Cartes y Nicanor Duarte Frutos. Pero Friedmann estaba en el lugar 18 y Gusinky en el 19, hasta donde no llegó la votación de la ciudadanía. Así que no fueron electos, y al no serlo, tampoco fueron proclamados por la Justicia Electoral.

Esto significa que, lisa y llanamente, ninguno de los 2 es senador legal y legítimo. Por lo tanto, están usurpando espacios que no les corresponden y cuanto más tiempo dure su irregular permanencia más situaciones que pueden ser atacadas por ilegales ocurrirán.

Todos los que tenían algo que decir sobre este tema ya lo hicieron, por lo tanto, queda claro que el presidente del Senado, Silvio Ovelar, per se o consultando con el pleno, puede solucionar el problema; según el constitucionalista Juan Carlos Mendonca, porque el juramento de ambos es un acto nulo, y lo que resta es anularlo, sencillamente. Y, según otros expertos, porque fue un acto administrativo decidido por el entonces presidente del pleno, Fernando Lugo, por lo que puede ser eliminado con otro acto administrativo por Ovelar.

Beto dijo que él solo no tomaría ninguna decisión, sino con la consulta y participación del plenario, así que lo que corresponde ahora es que se concrete la sesión extraordinaria que ya había anunciado hace 8 días. Ayer afirmó que la misma se realizaría la próxima semana, ya que en este momento hay varios senadores que se encuentran fuera del país y cuya presencia es fundamental para las votaciones.

Entendemos que la situación no es sencilla ya que hasta ahora no se ha dado algo similar a esto, fundamentalmente porque ninguno de los presidentes del Senado de estos años post golpe de Estado habían ignorado de manera tan alevosa a la Constitución y las leyes, arrogándose atribuciones que no tenían.

Sin embargo, desde que se inició la crisis generada por senadores de Añetete que impidieron que se pudiera aceptar la renuncia de Cartes, Beto mostró mucha firmeza y claridad de postura, poniéndose, incluso, en contra de sus propios compañeros de bancada al mostrarse inflexible con la necesidad de respetar la sentencia de la Corte.

Así que no tenemos ninguna duda de que si hay un senador que estará a la altura y podrá solucionar este problema y superar la crisis institucional en la que está metido el Senado, ese es Beto Ovelar, y lo más probable es que la semana próxima podamos comprobarlo.

 

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Minga Guazú cayó  ante  Nacional de 1º de Marzo y por diferencia de goles quedó  eliminado del certamen.

Sol del Este y Minga Guazú se despidieron del Nacional B

Dos de los tres equipos altoparanaenses que pugnaban por el pase a la final del …