Martes , noviembre 20 2018
Inicio / Editorial / Turbulencia política

Turbulencia política

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

“Electoralismo salvaje”. Esta parecería ser la definición justa acerca de lo que está pasando en el país en este momento. “Vale todo”, podría ser otro calificativo pertinente dado el modo en que están obrando los sectores de la disidencia colorada y la alicaída oposición. Las jugadas políticas aviesas están a la orden del día. Las de consumo cotidiano podría decirse, y las otras, las estratégicas también.

Entre estas últimas destaca el permanente cháque de los maritistas acerca del presunto fraude que se perpetrará en las próximas internas coloradas. No existen indicios de que el sector oficialista esté preparando el escamoteo de un solo voto, pero el líder Añeteté insiste e insiste en denunciarlo, en una actitud que todo el mundo interpreta como la “lógica del perdedor”. Está abriendo el paraguas ante la inminente derrota que se viene. Con eso justificará todo, posiblemente hasta la traición  al Partido Colorado, tal como ya ocurrió en anteriores circunstancias.

Hasta el TEI colorado ya se pronunció al respecto garantizando la transparencia de los comicios, pero no, a los maritistas y su líder, nada les será suficiente ya que parecen decididos, en caso de perder, a embarrar la cancha a como dé lugar. Quizás esto sea lo más grave que se avecina en el mentidero político del país.

Pero también están las pequeñas y grandes conspiraciones cotidianas que el Gobierno debe soportar estoicamente.

La más reciente de ellas, es el manejo “kachiai” del PGN2018 por parte del “grupete” del Senado.  Manosearon todo tan salvajemente que uno de sus propios integrantes recomendó al Ejecutivo que “podría vetarlo parcialmente”. (¿). ¡Están jugando nada menos que con una de las leyes fundamentales de la República!

En el ámbito de la interna colorada propiamente, la jornada del sábado pasado es digna de ser recordada como una muestra palpable del trogloditismo político reinante, impulsado por los colorados disidentes. ¡El intendente maritista de Paso Yobái le negó el uso del tinglado municipal a “Santi” y sus partidarios quienes tuvieron que realizar su acto, estoicamente bajo la lluvia que caía en esos momentos! El “método” está registrado en los anales políticos de la historia del país…fue implantado por los “demócratas” stronistas en el pasado…

Son solamente botones de muestras. Se podrían mencionar decenas de jugarretas más.

El Gobierno hasta ahora no pisa el palito. Hace gala de una tranquilidad impresionante, seguro de la victoria del candidato oficialista.

Confía seguramente que cuando las cosas estén definidas, cesarán estos obscuros atajos que tanto daño ya le hicieron al proceso.

De cualquier manera son tiempos de turbulencia política. Hay que cuidarse las espaldas. Los dos grandes diarios avivan todos los días el fuego con denuncias, la mayoría de las veces injustificadas.

El discurso conciliador de “Santi” es un bálsamo para la ciudadanía. Es la “lógica del ganador”. Va a necesitar el “abrazo republicano” por lo que puede andar denostando a sus futuros votantes.

¿Será que Marito y los suyos entenderán esto?

Commentarios

comentarios

Mira también

El paraíso de Mahoma

Eso es nuestro país para los narcotraficantes, sobre todo para los que son detenidos en …