Miércoles , septiembre 19 2018
Inicio / Editorial / Un antes y un después de HC

Un antes y un después de HC

FacebookGoogle GmailOutlook.comGoogle BookmarksTwitter

No solamente obras materiales deja el actual gobierno. Los pasos de gigante, que esa es la pura verdad y no la mentirosa campaña permanente de ABC, se dieron en todos los órdenes. Uno de ellos, que deseamos resaltar hoy, se logró en el ámbito internacional.

Paraguay hoy no es más el convidado de piedra al que todos rehuían, país pirata, de la joda, al que no se tenía que tomar en serio.

Toda esa leyenda negra, tejida durante el stronismo y todos los de demás gobiernos en mayor o menor medida, hay que decirlo, quedó muy atrás. La cosa cambió como el día y la noche. El Paraguay de hoy es bienvenido y apreciado en todos los ámbitos y foros internacionales aun los más exigentes, que fueron siendo conquistados merced a un trabajo de hormiga. Tan mal estaba la cosa, que resultó casi tan difícil como escalar el Everest en medias, si nos disculpan la grosera comparación. Pero se logró y vaya que sí, Paraguay  hoy es convidado de honor en cuanto acontecimiento internacional de fuste tenga lugar.

Ayer mismo se realizaba en Asunción, la cumbre del Mercosur, con la asistencia de presidentes de los países del bloque, sin que a nadie llamara la atención. Nos hemos acostumbrado a hacer de anfitriones en eventos internacionales que antes, pero jamás de los jamases, tendrían lugar a nivel local.

El presidente paraguayo, Horacio Cartes, hablaba ante los ojos de sus pares de la región y a través de los medios de comunicación, al mundo, de la necesidad de que se mantengan los mecanismos que subsanan las asimetrías entre los países que conforman el bloque del sur. Asimismo se ratificaba en la exigencia de credenciales democráticas para lograr una banca con voz y voto en el organismo. Por supuesto HC predicaba con el ejemplo, mencionando con justa razón la reciente realización  de elecciones libres, transparentes y democráticas en nuestro país, que resultaron un ejemplo para el mundo. En su condición de líder cuya voz es escuchada y respetada, solicitó el establecimiento de un canal humanitario para el hermano pueblo de Venezuela, lo que fue incorporado como una de las decisiones más importantes del organismo.

Mencionamos con detenimiento lo del Mercosur solamente porque es lo más reciente, pero además en Asunción tuvo lugar por ejemplo la reciente asamblea de gobernadores del BID y asimismo llegó una gurú de las finanzas internacionales para husmear sobre la realidad de los números de Paraguay, nada menos que la titular del FMI, Christine Lagarde, quien se retiró encantada de lo que vio aquí, según declaro posteriormente.

Por supuesto el ok de organismos hemisféricos tan importantes reforzaron el crédito internacional de nuestro país, lo que redundó en la apertura de nuevos mercados y condiciones económicas favorables para el financiamiento de los grandes organismos mundiales.

Así en todos lo órdenes. El gobierno trabajo mucho y lo hizo bien. De modo que las bases principales para seguir construyendo la grandeza del país están bien cimentadas.

Y tenemos razón al afirmar –convencidos- de que la vara queda alta y que habrá un antes y un después del gobierno de Horacio Cartes, en la República del Paraguay.

 

 

Commentarios

comentarios

Mira también

Zapatero, a tus zapatos

Dicen por ahí que como diputado, Miguel Cuevas es un buen zapatero. Y debe ser …